Patrimonio 


Almería: una necrópolis islámica bajo el Ayuntamiento

Para comenzar el nuevo año, qué mejor noticia que una que tiene relación con la Arqueología española y su capacidad de sorpresa constante.

En el subsuelo de la Casa Consistorial de Almería, donde se estaban realizando obras de mejora, el equipo de arqueólogos encargados de llevar el control de la obra se ha topado con la necrópolis islámica, de época califal y taifa. Por ahora, han trascendido pocos detalles debido al ingente volumen de materiales que están saliendo y con los que están trabajando el equipo de arqueólogos encargado en este impresionante proyecto.

necropolis-islamica-plaza-vieja-previsiones_1098500146_63906370_667x375

Almería: una necrópolis islámica bajo el Ayuntamiento

La lluvia torrencial de finales de febrero de 2005 asestó el último golpe sobre la Casa Consistorial. Techos desplomados y una riada por las escaleras interiores no dejaron otra alternativa que la salida inmediata de este edificio histórico, que desde años atrás daba muestras de su debilidad estructural. Las primeras valoraciones de los técnicos apuntaron a que prácticamente todo el edificio -salvo la fachada, protegida- fuera derribado dado el precario estado de conservación de cimientos y forjados.

Este lugar era el principal centro de enterramiento a las afueras de Almería dentro de la Alcazaba. Esta necrópolis, conocida desde 1987, está datada entre mediados del siglo X y el siglo XII. La razón por la que se están encontrando tantísimos restos es porque la estratificación del yacimiento hace que aparezcan restos funerarios superpuestos, con lo cual se hace imposible poder finalizar los trabajos necesarios para liberar, arqueológicamente hablando, el terreno, y que al fin se ejecuten los cimientos y las instalaciones posteriores.

En este momento de la excavación, los 16 puntos de muestreo ofrecieron a los investigadores datos muy interesantes: todos los enterramientos hallados correspondían a niños. Se ha excavado, además, el esqueleto de una mujer embarazada.

Los trabajos arqueológicos continúan actualmente, tras el parón navideño, y durante el próximo trimestre.

Almería, cuyo nombre significaría para unos «espejo de mar», y para otros (siendo la acepción más ajustada) «mirador» o «torre vigía», fue fundada en 955 por Abderramán III en un lugar que había sido ocupado anteriormente por los íberos (Urci) y por los romanos (Portus Magnus). Desempeñó un papel fundamental durante el Califato de Córdoba (929-1031), llegando a ser el puerto más importante del Al-Ándalus omeya. Alcanzó su cénit durante las taifas, en el siglo XI, convirtiéndose durante el reinado de Almotacín (1051-1091) en un emporio comercial y cultural.

Desde QAH seguiremos pendientes de la evolución de este yacimiento, puesto que puede arrojar mucha información sobre la vida cotidiana en uno de los grandes centros de la España musulmana.

Vía| Diario de Almería

Más información| Ideal de Almería, La voz de Almería, Wikipedia

Imagen| Diario de Almería

RELACIONADOS