Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Alina Szapocznikow: Su vida en esculturas

La artista junto a la serie "Grand Ventres" en 1968. Sesión fotográfica de la revista Elle.

La artista junto a la serie “Grand Ventres” en 1968. Sesión fotográfica de la revista Elle.

Esta artista polaca de apellido impronunciable resultó ser una de las creadoras más revolucionarias e impredecibles de su momento. El caso de Alina Szapocznikow es uno de los más claros ejemplos, dentro de la Historia del Arte Contemporáneo, en donde la vida personal del artista repercute claramente en su obra. Nacida en Kalisz en 1926 y con una temprana muerte en 1973, Alina Szapocznikow sufrió desde muy joven las consecuencias de la guerra (residió en varios guetos y campos de concentración) lo que sin duda alguna marcó su carrera artística.

Exhumed

“Exhumed”, bronce, 1955.

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial comenzó sus estudios de escultura en Praga trasladándose a la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París en 1949. En 1951 regresó de nuevo a Polonia donde participó en algún concurso para monumentos públicos. Las razones de su regreso no son claras, pero se intuye que fue a causa de la tuberculosis que le diagnosticaron.  Ya incluso en esta etapa inicial podemos observar que el hilo argumental de prácticamente toda su obra se conforma entorno al cuerpo. Obras como “Primer amor” (1954), resultan ser un canto a la feminidad, a la juventud del cuerpo y a la alegría. Pronto, dejará de lado este sentido y buscará profundas reflexiones sobre el padecimiento bélico. “Monumento a la ciudad quemada” (1954) y “Exhumado” (1955) son los primeros ejemplos que marcarán el nuevo rumbo hacia una clara abstracción de las formas donde el dramatismo y la tensión se convertirán en puntos de referencia.

"Multiple Portrait", granito, bronce y molde de escayola, 1965.

“Multiple Portrait”, granito, bronce y molde de escayola, 1965.

En 1963 regresará de nuevo a Francia y se dejará ver entre los círculos del Nuevo Realismo (Arman, César, Niki de Saint-Phalle, el crítico Pierre Restany, etc.), aunque siempre permaneciendo fiel a su especial estilo. Será en esta época cuando empiece a combinar moldes de diferentes partes del cuerpo hechos de materiales como el poliéster y el poliuretano. Así, Alina empezará a desarrollar el concepto de fragmentación del cuerpo a través de la multiplicación de los moldes. “Multiple Portrait” (1965) es un ejemplo de esto, al ensamblar cuatro moldes de su cara y pecho montados en bronce y poliuretano, sobre un pedestal de granito negro.

Alrededor del año 1968, a Alina le diagnosticaron cáncer de mama y a partir de entonces y hasta su muerte, todas sus piezas se convertirán en un compendio de todo lo aprendido. “Motherhood” (Maternidad) o “El funeral de Alina” suponen la total yuxtaposición de todos los materiales que le interesaron en una sola pieza: gasas, jirones de ropa, látex, plástico, poliéster, fotografías o periódicos.

"Motherhood", técnica mixta, 1969.

“Motherhood”, técnica mixta, 1969.

Alina Szapocznikow está considerada como una de las más originales escultoras contemporáneas ya no solo porque se atrevió a renovar la técnica y los materiales, sino porque consiguió grabar en cada una de sus piezas algo de ella misma. Aunando un matiz irónico a pesar del sentido dramático, Alina adquirió la facilidad de relatar su historia a través de la escultura, una vida en imágenes 3D.

 

Vía| Polish Cultural Institute

Más información| Museo Arte Moderno de Varsovia

Imagen| Colección en el Museo de Arte Moderno de Varsovia

RELACIONADOS