Salud y Deporte 


Algo más que simbiosis

Trillones de microbios cohabitan en nuestro intestino. El inicio de esta colonización comienza prenatalmente, mediante la transmisión de la madre al feto. Posteriormente continuará después del parto, viéndose influida por el tipo de parto, la edad gestacional, la alimentación (pecho o fórmula), la higiene o el uso de antibióticos. Los tres primeros años de vida serán cruciales en el establecimiento de la simbiosis entre el huésped y las bacterias, proceso que influirá en el desarrollo del sistema inmune y neurológico.

Actualmente conocemos como la microbiota intestinal produce señales farmacológicas que interactúan con el metabolismo del hospedador. Por ejemplo mediante la fermentación de la fibra producirán ácidos grasos de cadena corta que interaccionaran con los GPCRs (receptores proteicos) afectando a la sensibilidad a la insulina en el tejido graso y en otros órganos periféricos.

Por tanto debido al potencial que posee el ecosistema intestinal de influir en el metabolismo del huésped, la alteración del mismo podría dar lugar a patologías mediante la generación de un bajo grado de inflamación. Patologías tales como resistencia a la insulina y posterior aparición de diabetes mellitus 2, obesidad y síndrome metabólico. De hecho incluso podemos llegar a considerar a la microbiota intestinal como un órgano endocrino independiente, regulador de la homeostasis y estimulador del sistema inmune.

Gut-microbiota-shifts-could-predict-diabetes-risk-suggests-study_strict_xxl

Diferentes estudios en curso intentan relacionar que bacterias prevalecen en la flora intestinal en poblaciones específicas, por ejemplo se han encontrado diferencias entre la microbiota de una persona obesa con respecto a una con normopeso. Es por ello que se abre una nueva etapa terapéutica en este campo, con posibilidades de intercambio de microbiota, no solo con la administración de pre o probióticos, sino incluso
mediante el intercambio de la misma entre personas, lo que ya empieza a denominarse “trasplante fecal”.

Vía: Impacto de la microbiota intestinal.

Mas información: Obesidad en niñosEnfermedades metabólicas.

Imagen: Predictores de enfermedades

En QAH:  Descubiertos más de 500 nuevos microorganismos en la microbiota intestinal

 

 

RELACIONADOS