Cultura y Sociedad, Historia 


Alemania también vivió una crisis “griega”

Angela Merkel y Antonis Samaras en una reunión de Estado

El pasado 9 de octubre Angela Merkel viajó a Grecia en un contexto de imposiciones europeas a nivel económico que este país tiene que cumplir con el objetivo de poder permanecer en la Unión Europea en un momento delicado por su situación económica. En esta visita, la canciller alemana afirmó: “No hay una solución que sea la panacea. Hay países que cuando han tenido problemas les ha llevado décadas levantarse”, y sin que lo expresara explícitamente, seguro que Angela Merkel cuando pronunció esta frase pensó en la historia de su propio país en la década de los años 20 del siglo pasado.

Para analizar una de las peores crisis económicas que vivió Alemania hay que remontarse al final de la 1º Guerra Mundial, causada en cierta medida por las pretensiones imperialistas del emperador alemán Guillermo II. Después de este gran conflicto bélico, los vencedores se reunieron en París para discutir una paz mundial que pusiese fin a todas las guerras y que estableciese un nuevo orden con el objetivo de conseguir una mayor seguridad a nivel mundial. Alemania fue la gran derrotada, fue vista como la causante de esta guerra y se le impusieron una serie de sanciones económicas, denominadas “reparaciones de guerra”, que arruinaron su economía en el periodo de entreguerras (Tratado de Versalles, 1919), y que supuso en cierta medida el triunfo posterior de Hitler, pues este sentimiento de inferioridad desembocó en un afán de revanchismo y sentimiento nacionalista. El economista británico Keynes resumió esta situación en unas palabras proféticas: “como Alemania levantara la cabeza Europa la bajaría”.  Francia impone sanciones económicas con cantidades y plazos irrazonables a su país vecino (y que finalizaron en octubre del 2010).

En la Alemania de la posguerra la situación política y social era muy conflictiva, lo que hizo que el emperador Guillermo II abdicara en el Gobierno, y el poder quedó en manos del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). Después se estableció un Gobierno Provisional presidido por Ebert que proclamó la República de Weimar y convocó una Asamblea Constituyente para realizar una constitución.

En la primera imagen podemos ver como un hombre barre marcos en la calle, y en la imagen de la derecha como una mujer quema marcos para calentarse.

En estos años se produce en Alemania una fuerte hiperinflación y una devaluación de la moneda (el marco), debido sobre todo a la destrucción de la guerra y a las sanciones económicas. Esta situación se agrava por la crisis del 29 de EEUU, su principal inversor. La tasa de paro en Alemania alcanzó el 35% (actualmente en Grecia y España no supera el 25%) y el valor del marco-oro en marco-papel se multiplicó incansablemente.  Al comenzar la Primera Guerra Mundial, la moneda de 20 marcos valía aproximadamente 4,76 dólares. A comienzos de 1923 un dólar suponía 17.972 marcos, cifra que paso a ser de 4.200.000.000.000 de marcos por dólar el 20 de noviembre de ese mismo año. Para darnos cuenta de la gravedad del asunto, cabe recordar los testimonios de trabajadores que se veían obligados a ir con carretillas o sacos para transportar su salario, o el hecho de que se quemaran marcos porque era más rentable que comprar carbón.

Finalmente, y vistas las causas de la crisis, la economía alemana se reactivó con ayuda internacional. En la Conferencia Internacional de Génova se logró que partiese para Alemania una línea de crédito controlada y se acordó la vuelta al patrón oro para acabar con la inflación. Y de forma razonada y con mediación norteamericana y británica, se logró que Francia aceptase el Plan Dawes que permitió a Alemania retrasar ciertos pagos de las sanciones económicas. Esto, sin embargo, no evitó (como en el caso de la Grecia actual) el avance de la extrema izquierda, con el partido comunista a la cabeza, y por otro lado de extrema derecha con el Partido Obrero Nacionalsocialista Alemán (partido nazi), que como todos sabemos trajo consigo años después una de las etapas más negras de este país.

 

En QAH| La hiperinflación o ¿por qué el dinero cada vez vale menos?

Imagen| Gestión y A través del tiempo

RELACIONADOS