Cultura y Sociedad, Historia 


Alejandro Magno: la realidad de un mito

Emperador Alejandro Magno

Alejandro Magno es uno de los personajes más atractivos de la Historia por su temprano reinado y sus innumerables conquistas, lo que le ha convertido en un mito, incluso en algunos momentos, en una figura divina.

Nació en agosto de 356 a. C. hijo del matrimonio entre Filipo II de Macedonia y la princesa Olimpia. Fue educado como príncipe heredero a pesar de no corresponderle la línea sucesoria, porque su hermano mayor, fruto de una relación entre el Rey y una bailarina, fue apartado por su deficiencia mental.

En su formación, tanto física como intelectual, intervinieron importantes nombres como el de Leónidas o Aristóteles, y también fue enviado a una escuela en Mieza. Gracias a todo ello el joven se interesó mucho por la geografía, la medicina, la poesía, la zoología, la botánica y los poemas donde se relataban las hazañas de héroes de los que era descendiente.

En el 336 a. C. tuvo que sustituir a su padre, el cual fue asesinado, en el trono. Los primeros años, Alejandro se dedicó a imponer su autoridad en los pueblos macedonios que se habían rebelado tras la muerte del Rey.

Pronto fue ganando batallas con un ejército pequeño al cual le había dado una gran organización y adiestramiento. Gracias a ello pudo recorrer victorioso Asia Menor, licenciando a las tropas griegas y haciéndose nombrar Emperador.

Una vez conquistado el Imperio Persa, decidió unir a los griegos con los persas en un único imperio para lo que integró en su ejército a soldados persas, se realizaron casamientos, se construyeron importantes vías de comunicación, se fundaron setenta ciudades y el griego se impuso como lengua común.

Alejandro Magno murió con tan solo 33 años víctima del paludismo con lo que se rompió el imperio que había creado, produciéndose luchas sucesorias en las que murieron sus descendientes. Por lo tanto quedó dividido en los reinos helenísticos en manos de los generales del Emperador.

La figura de Alejandro se mantuvo viva durante los años sucesivos convirtiéndose así en un gran mito que llega hasta nuestros días.

 

 

Vía|Artehistoria

Más información| Biografías y vidas

Imagen|Emperador Alejandro Magno 

 

RELACIONADOS