Cultura y Sociedad, Historia 


Alejandro Dumas, hijo del ‘Diablo Negro’ (II)

22_general-thomas-alexandre-dumas-kicking-ass

General Thomas-Alexandre Dumas.

En la anterior entrega de este historia, vimos cómo Alejandro Dumas padre, llegó a ser un destacado general del Ejército francés y los problemas que tuvo con las autoridades revolucionarias. Una vez resueltos estos, la carrera de Dumas sufrió todo tipo de altibajos.

En el verano de 1795, Dumas se unió al Ejército del Rin para atacar las posiciones de Austria en la siempre codiciada Renania. Herido en la batalla, Dumas pasó el resto del año en la frontera oriental de Francia y en casa con su esposa embarazada y su hijo, el futuro creador de Los tres mosqueteros.

En noviembre de 1796, Dumas viajó a Milán, donde conoció a un hombre que iba a controlar un día su destino: Napoleón Bonaparte. Dumas sirvió bajo las órdenes de Napoleón en dos grandes campañas, Italia en 1796-1797 y Egipto en 1798-1799. Lo cierto es que la relación entre los dos distó mucho de ser buena porque Dumas, que como hijo de esclava se veía  a sí mismo como un luchador por la liberación del mundo, no compartía los planes de Napoleón de ser el dominador del mundo. Además, diversos historiadores apuntan que Napoleón sentía cierta envidia de Dumas, un militar apuesto y de gran estatura que, cuando cabalgaba entre las tropas, era confundido como el jefe supremo del Ejército.

La relación entre los dos se rompió definitivamente durante la campaña de Egipto de 1798. Dumas solo mostraba resentimiento hacia la ambición de Napoleón y comenzó a mantener reuniones secretas con otros oficiales en las que se criticaba al general francés. Esto llegó a los oídos de Napoleón, que acusó a Dumas de motín y sedición. Estas acusaciones, unidas la frustración creada en Dumas por el hecho de que Napoleón no tenía intención de abolir la esclavitud en Egipto, le llevaron a pedir un permiso para regresar a Francia.

El barco en el que regresaba a su país naufragó frente a las costas de Italia y allí fue hecho prisionero y encerrado en una mazmorra, de la que solo pudo salir dos años después gracias a las gestiones de su esposa ante los funcionarios franceses.

napoleon21

Napoleón Bonaparte.

Durante ese tiempo, Napoleón se hizo con el poder en Francia y, entre otras cosas, se dedicó a aprobar leyes que erosionaban las libertades de los negros que vivían en Francia, mientras que la esclavitud y la trata de esclavos fueron retomadas en sus colonias. En este contexto, Dumas fue condenado por Napoleón al ostracismo. Incluso prohibió que se hablara de él en su presencia.

En 1806, Dumas murió de cáncer. Por aquel entonces, la revolución de los esclavos en Saint Domingue, que dio como resultado la creación del Estado de Haití, hacía dos años que había triunfado.

Algunos estudiosos destacan la influencia de este militar en su hijo, el famoso creador del Conde de Montecristo, a pesar de que éste solo tenía tres años cuando murió su progenitor. En concreto, estos estudiosos de la obra de Dumas ven esta influencia de manera clara en dos de sus principales obras, El conde de Montecristo, donde hacen una correlación entre el encarcelamiento del personaje principal, Edmundo Dantés, y el cautiverio de su padre en Italia, y en Los tres mosqueteros. Al parecer, el propio general Dumas se batió en tres duelos el mismo día, lo que habría servido de base a la famosa escena de la novela en la que D’Artagnan se enfrenta a Athos, Porthos y Aramis.

A pesar de su fama, de los sercicios a su país y de la proyección internacional de su hijo, el general Dumas no ha tenido el reconocimiento que se merece en Francia. La estatua que había en su honor en París fue destruida por los nazis y nunca ha sido reemplazada y nunca ha llegado a recibir la Legión de Honor, ni a título póstumo.

 

Vía|Theroots.com

Más información|Catherinedelors.com

Imagen|Thomas-Alexandre Davy de la Pailleterie,  Napoleón Bonaparte

En QAH| Alejandro Dumas, hijo del “Diablo Negro (I)

RELACIONADOS