Jurídico 


Alcohol y drogas al volante en Navidad

En estas fechas en las que es muy habitual las reuniones de empresa con amigos o familiares, en las que el alcohol forma parte de ellas.  Desgraciadamente, existe todavía un número elevado de personas que optan por coger el coche después de estas celebraciones y por eso, la DGT lanza un campaña con el objetivo de reducir el número de conductores con alcohol en sangre en las carreteras.

Hay que recordar  que las tasas máximas de alcohol permitidas son de 0’25 mg/aire respirado y 0,5 g/l en sangre de forma general, para profesionales o noveles de 0,3g/l en sangre o 0,15 mg/aire respirado. En el caso de que la tasa de alcohol en aire respirado superase los 0,6 mg/aire respirado o la tasa de alcohol en sangre sobrepasara los 1,2 g/l estaríamos cometiendo un delito contra la seguridad vial. Estos casos, se procesarían por la vía penal y podrían conllevar penas de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, la privación del derecho de conducir vehículos a motor o ciclomotores durante el tiempo de uno a cuatro años.

Además, dentro de la misma campaña, se van a llevar a cabo controles de droga, de forma que los agentes podrán someter a los conductores a este tipo de pruebas que en el caso de dar positivo suponen una infracción muy grave castigada con penas de multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del permiso de conducir. La conducción bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas también está castigada según el Código Penal con las mismas penas que se sanciona el delito contra la seguridad vial por el consumo de bebidas alcohólicas.

Además de la sanción, está en juego la vida así que al volante, el alcohol y drogas son los peores compañeros. Aún así, en el caso de que fueras acusado por un delito contra la seguridad vial, acuda a los abogados penalistas expertos en este tipo de caso, la defensa será clave para afrontar el proceso con todas las garantías.

Imagen| elMundo

RELACIONADOS