Historia 


Ál-Andalus y Medinat al-Zahra

Al-Ándalus y la ciudad palatina Medinat-al-Zahra

Al-Andalus

Al-Andalus de Córdoba. Distribución territorial y urbanística

Córdoba tuvo sus primeras ocupaciones en el siglo VII a. C. con la llegada de los fenicios y griegos. La ciudad creció gracias a la comunicación por el río Guadalquivir que favoreció la difusión del arte y el comercio. Es en el  siglo IX  con las tropas árabes desembarcando en las costas del Mediterráneo cuando Migit toma Córdoba comenzando la convivencia de cristianos y musulmanes dando un giro la historia del mundo occidental, hechos dieron lugar a la aparición de conflictos político y religiosos.

Esplendor del Califato Omeya: Dinastía y Sucesiones

Abd Ar-Rahman I  Su linaje ejerció el poder Califa en Damasco, combatió contra los Ábsidas siendo Abd Ar-Rahmana I al que se le conocía como el inmigrado por ser el único sobreviviente de la batalla entre Sirios y  Bereberes. Con plenos poderes concedidos por el Califa Umar Abd al-Aziz  comienza la dirección del emirato, en el año 711, los árabes le otorgan la capitalidad de al-Ándalus, conquista Córdoba en el año 756  y se le reconoce con el título de Emir, dedica su reinado a la reconstrucción de antiguos monumentos dañados y ordenó edificar Arrizafa, la nueva mezquita.

Abderramán II

En el año 840 creó la Ceca “casa de la moneda”. Antes de ser proclamado Emir selecciona a personal muy cualificado e hizo traer desde oriente los ejemplares más importantes creando una enorme biblioteca, se rodeó de los más ilustres sabios y médicos de su época, fomenta la poesía y música gran parte de su mandado lo dedico a cultivar estas artes.

Abd ar-Rahmánm III

Dinastia Omeya

Abd al-Rahmán III Primer Califa y VIII Emir de la dinastía Omeya en Córdoba

Fue el VIII Emir independiente y primer Califa Omeya de la España musulmana, por entonces la dinastía del al-Ándalus había alcanzado su máximo esplendor en el poder, durante su califato edificó l Madinat al-Zahra que pasó a convertirse en la sede gubernamental y administrativa del reino. Aparecen las primeras rebeldías ocasionadas por súbditos y vasallos. Dispuso también al ejército para combatir las zonas de batallas que se daban entre muladíes, árabes y judíos, defendió con firmeza sus fronteras. Abd al-Rahman al- Nasir puso fin a las luchas del al-Andalus y unificó las distintas culturas. En el año 929 consigue el título de Califa, un nuevo rango que simbolizaba el gran poder imperial, ordena la construcción de una ciudad palatina para la corte Omeya, le encarga a un maestro Alarife las obras del primer edificio que fue la Mezquita en el año 936 siguiendo los modelos de un estilo puramente oriental

Medinat-al-Zahra, Mediados del siglo X

Palacio Abd al-Rahman III

Entrada principal al “Salón Rico”. Sala de recepciones y donde se daban las más importantes celebraciones religiosas.

La ciudad era un recinto de trazado ortogonal según la tradición religiosa oriental, estructurada en distintos niveles, adaptada a la topografía del terreno, Una terraza intermedia acogía los jardines. En la terraza superior estaba el palacio del Califa, las dependencias administrativas y viviendas de los altos funcionarios y terraza en con el Salón Rico y Salón de los Visires. El palacio conocido como la Casa Real Dar al-Mulk fue ubicado en la parte más alta, la zona palaciega, dependencias administrativas junto a las viviendas de altos funcionarios. En la principal estaba decorada con muros y revestimiento, el suelo con mosaicos, divisaba la ladera de la montaña y posibles invasiones enemigas.  La entrada se hacía en ángulo terminando en el cuerpo de guardia situado en la zona central, distribuida entre la oficial y residencial, la casa del Yafar estaba en la misma planta con suelo de mármol y decoración geométrica, paneles de ataurique y baños propios. Estaba destinado a los altos cargos, y al servicio de palacio.

Estancias Salón de Abderramán III Salón Rico.  Tal y como indican las inscripciones que aparecieron en las basas de las pilastras que hay en su interior. Es de planta basilical con tres naves longitudinales y otra transversal en la entrada la cual hacía de pórtico, decorado en mármol, cubrían los zócalos y artesonado de madera, las columnas de fuste en mármol rosa y azul terminados en cimacios. Los califales destacaban por los arcos de madera alternados por dovelas, el alfiz aparecía como envoltorio protegiendo al arco, estaban apoyados sobre un friso que hacía contacto con la techumbre de madera, destacaba un conjunto de tableros de bajo relieve el árbol de la vida

Portada de la vivienda del Ya´Far Es una construcción de planta basilical dividida en tres naves, tiene arcos de herradura con columnas de soporte todo ello recubierto con una ornamentación de piedra. Fue el palacio del príncipe heredero Dar alMuk Casa Real. Todas las fachadas tenían decoración de ataurique en las placas de piedra que pavimentaban los muros, y ladrillos en las estancias, la mayor parte fueron tratados con incrustaciones decorativas con la calidad que aporta la piedra caliza blanca importada de Madagascar, en ella dibujaban cenefas con simbolismo geométrico. Este espacio por motivos de conservación para evitar nuevos deterioros,  no se incluye en el recorrido turístico.

Mezquita Aljama. Se construyó en el año 941 como detalle, es la única que se hizo en la ciudad santa sin estar orientada hacia la Meca,  se construyó  en dirección sudeste. Tenía un palacio con pórtico, la oración que la dirigía el soberano, la hacían en una de sus tres naves que estaban separadas por arquerías quedando perpendiculares al muro de qibla, allí dirigían la oración comunitaria de los viernes, comunicaba con el jardín alto, quedando externa al recinto amurallado del alcázar

Viviendas de las construcciones inferiores. Estaban situadas las casas más sencillas, estaban revestidas de ladrillo cocido. Tenía los cuarteles, mercados y una prisión subterránea. Las casas que se encontraban en la tercera terraza eran viviendas sencillas, con el suelo de ladrillo cocido, dotadas de patio que rodeaba las distintas

Restauración en el conjunto arqueológico.  El programa de los fondos Feder en el 2007, cofinanciados por la Unión Europea, comenzaron la colaboración,  para continuar los trabajos de conservación y restauración en el conjunto arqueológico reuniendo las distintas piezas que pertenecen  a distintos sectores de las estancias dándoles un tratamiento según la tipología técnica. La finalidad de intervenir las piezas es frenar el proceso de deterioro, incrementando con el  proyecto un fondo con material cerámico para poder reorganizar y agrupar piezas en la exposición permanente que tiene lugar en el Museo

Las piezas que se han restaurado son de cerámica común y vidriada, destacando algunas decoradas con la técnica del verde manganeso, empleada en las piezas con un marcado carácter oficial. Proceden de distintas zonas del Alcázar de Madinat al-Zahra en distinto estado de conservación que ha hecho necesario intervenirlas tanto para frenar su proceso de deterioro, como para recuperar los valores de dichos bienes, mermados debido a su estado fragmentario.

La finalidad de este proyecto es incrementar el material cerámico para tenerlo en la exposición permanente del Museo. Forma parte de los últimos trabajos realizados una instalación visual para evitar más expolios, acompañada de luces de emergencia.

Medina Azahara, Candidata a Patrimonio de la Humanidad 

El Consejo de Patrimonio Histórico tiene aprobado por unanimidad la ciudad palatina de Medina Azahara en Córdoba  a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO para el año 2017

El emplazamiento  sea reconocido como conjunto arqueológico de ciudad califal con la repercusión histórica que conlleva en España y en toda la civilización occidental al cumplir todos los requisitos necesarios desde el centro de Patrimonio Mundial.

Vía| Arte Córdoba

Más Información| IAPH

Imágenes| Córdoba islámicaAbd al-Rahmán III; Salón Rico

En QAH| Territorio de al-Ándalus

RELACIONADOS