Economía y Empresa 


África, el continente del futuro económico

La actualidad económica, la información sigue centrada en los problemas en el gigante asiático, China, y en los presupuesto del 2016 que acaban de ser aprobados por el Parlamento español con los votos del PP y de UPN. El resto de partidos políticos los han rechazado con enmiendas a la totalidad.

África el futuro económico

África el futuro económico

El PSOE, se ve presidiendo el próximo gobierno para el año 2016, comenta que en cuanto lleguen a la Moncloa realizará una propuesta nueva de presupuestos. Al igual que harán con la nueva legislación laboral, e incluso con las modificaciones que ellos mismos propusieron de la Constitución Española exigiendo el equilibrio en las cuentas públicas. El PSOE indica que todo es culpa de la troika y del PP. En los debates no se han visto ninguna propuesta alternativa por parte del resto de los grupos parlamentarios, sólo, lo de siempre, reproches y quejas concretas de los partidos nacionalistas que siempre se quedan insatisfechos.

Con este ya acabamos el periodo vacacional y, sin embargo, el mundo sigue avanzando. Los riesgos y las oportunidades también. De los riesgos, se puede resaltar la afluencia masiva de emigrantes que llegan del este y el sur hacia Europa que no saben qué hacer. Los países de Europa consideran que es un problema que irá a mayores y sobre el que nadie parece tener ninguna solución ni para ayudar ni para arreglar. Ni los gobiernos, ni los parlamentos nacionales, ni el parlamento europeo,…

En cambio, existe un continente que está olvidado pero él sigue avanzado, de manera tímida, pero con grandes éxitos. Tendría que ser uno de los objetivos prioritarios para Europa y, en concreto, de los países del Sur de Europa. África, tan cerca y tan lejos a la vez de los países del Sur de Europa, tiene un enorme potencial económico del que el gigante asiático, China, ya se está aprovechando. A la vez que debe ser la solución de muchos de problemas que tiene el viejo continente con la emigración ilegal. Que no se debería solucionar en Europa sino que se tendría que solucionar en el país de origen, es decir, en suelo africano. África es el continente de un futuro bastante próximo, y la mayoría de países siguen si verlo, apostando por países asiáticos que empiezan a mostrar ciertas debilidades.

El continente africano, por el contrario, suma 1.100 millones de habitante, con una clase media en evolución en muchos lugares, con crecimientos medios del 5 por ciento, con un Producto Interior Bruto de alrededor de los 2,5 billones de dólares estadounidenses y con una evolución demográfica, según estimaciones, llegará en el año 2050 a ser una persona africada por cada cuatro personas en el mundo. Pero nada es homogéneo en el continente africano que se puede dividir en cinco partes.

La división podría ser África del Este (Kenia, Tanzania, Etiopía, Uganda) manteniendo un constante crecimiento económico que durante el año 2015 según previsiones se acercará a un 7 por ciento. El África del Oeste, a pesar de los últimos acontecimientos de problemas sanitarios, como el ébola o el terrorismo, tiene algunos países con economías que se van consolidando como sería Nigeria o Costa de Marfil, con crecimiento anual alrededor del 5 por ciento. En el sur está África Austral que no sólo podemos encontrar a Sudáfrica sino también otros países como Angola y Mozambique. En el África Central, teniendo problemas de inestabilidad política y de seguridad, puede atraer a inversores internacionales que le permiten tener perspectivas bastante interesante en un futuro próximo. Durante este año se prevé un crecimiento económico superior al 6 por ciento en África Central. Por último, nos encontramos con África del Norte, con los países productores de petróleo, donde Marruecos es el país con mayor estabilidad política y económica.

Se puede hablar de motores económicos del futuro y de las oportunidades que se pueden encontrar para invertir en África, habría que mirar en un grupo de países como Nigeria, Kenia, Mozambique, Sudáfrica, Costa de Marfil, Marruecos, Ghana, Tanzania y Etiopía. Todos estos países con sectores atractivos para la inversión extranjera, se puede comenzar por el sector financiero, para terminar con las infraestructuras, la logística, el transporte, la energía, sobre todo, la agricultura.

Es ya una realidad que, China que tiene más de 30.000 millones de dólares estadounidenses en recursos en varios países africanos, ha conducido a los Estados Unidos, Francia y Reino Unido a plantearse a África de una manera seria y convertirse en sus mayores inversores en el continente africano. Estos países tienen inversiones superiores a los 200.000 millones de dólares estadounidenses. Se puede añadir el hecho que el continente africano en la actualidad es la región con mayor crecimiento en inversión extranjera directa, con crecimientos del 65 por ciento en el año pasado respecto el año 2013, con un total alrededor de los 90.000 millones de dólares estadounidenses. Los países que lideran estas inversiones son Egipto con 18.000 millones de dólares estadounidenses, Angola con 16.000 millones de dólares estadounidenses, Nigeria con 11.000 millones de dólares estadounidenses, Mozambique con 9.000 millones de dólares estadounidenses, y Marruecos millones de dólares estadounidenses. Estas inversiones respaldan a decenas de proyectos de inversión, que se distribuyen por todo el continente de la mano de empresa que en su mayoría son anglo-americanas y francesas. Una realidad de la que en algunos países se habla poco y a la que casi nadie le presta la suficiente atención. Cuando esos países se quieran dar cuenta verán que todo fue una ocasión perdida.

Vía| El futuro de la economía del Mundo esta en África

Más información| La banca en la sombra y lo retos del sector financiero

Imagen| Economy Weblog

En QAH| Mercados frontera, los nuevos emergentes

RELACIONADOS