Neurociencia 


Afasia (I): ¿Qué es?

afasia¿Alguna vez has pensado lo que significaría no poder comunicarte? ¿No ser capaz de expresar tus sentimientos, necesidades o deseos o no comprender lo que otras personas tratan de transmitirte?

En términos generales, podemos decir que la afasia es una pérdida o alteración en la capacidad para utilizar del lenguaje, consecuencia de una lesión cerebral, que origina un déficit de expresión y/o comprensión que puede afectar tanto al lenguaje oral como escrito.

¿Cuáles son las características principales de la afasia?

Los problemas pueden variar desde dificultades para encontrar las palabras hasta una completa incapacidad para hablar, aunque los principales síntomas que puede experimentar una persona con afasia se pueden resumir en tres tipos:

  • Dificultades para expresarse, que engloban el empleo de las palabras y las oraciones (afasia expresiva).
  • Problemas para entender a los demás (afasia receptiva).
  • Déficits tanto de expresión como de comprensión (afasia global).

Estos síntomas, por lo general, no solo se afecta la comunicación oral, es decir expresión y comprensión verbal, sino que la afasia puede también causar problemas con la escritura (agrafía) y con la lectura (alexia).

Pero no todas las afasias son iguales, su severidad y la gravedad de los problemas de comunicación dependen, entre otros, de factores como la extensión y ubicación del daño cerebral.

Áreas involucradas en el lenguaje

Los modelos clásicos inferían la existencia de unos centros cerebrales específicos para el lenguaje, capaces de realizar complejas funciones lingüísticas con relativa independencia. Pero esto no se mantiene en la actualidad, ya que los avances han demostrado que el lenguaje no se sustenta en unos pocos centros cerebrales y el lenguaje se entiende ahora como el resultado de la actividad sincronizada de amplias redes neuronales constituidas por diversas regiones corticales y subcorticales y por numerosas vías que interconectan estas regiones de forma recíproca. Esto no significa que se niegue que una lesión localizada pueda producir un determinado tipo de afasia, ya que la correlación entre varias afasias y lesión de zonas específicas del cerebro permanece como algo establecido. Lo que considera es que no se puede atribuir la pérdida de una función  completa a una única área.

Dentro de estos nuevos modelos encontramos el propuesto por Mesulam en 1990, quien propone un modelo en que el lenguaje dependería de una red neural a gran escala compuesta por redes locales separadas o interconectadas. Según este modelo las principales áreas cerebrales implicadas en la producción y comprensión del lenguaje son:

  • El área de Broca relacionada con la expresión del lenguaje, representa el polo sintáctico-articulatorio de la red neural del lenguaje e incluye el cortex premotor (áreas 44 y 6 de Brodmann) y cortex heteromodal prefrontal (áreas 45,47, 12).

Esta área representa el centro para la transformación de las representaciones en palabras y la secuenciación de palabras en frases. Y está vinculada con el hecho de que las palabras se ordenen y pronuncien de la forma más apropiada para su significado.

Las lesiones en el área de Broca no sólo conllevan trastornos en la producción, sino que también aparecen dificultades en la comprensión de frases en las que el significado sea muy dependiente del orden de las palabras y de las preposiciones.brodmann-color-numbers1

  • El área de Wernicke, por su parte, se relaciona con la comprensión oral, representa el polo semántico-léxico de la red del lenguaje e incluye el tercio posterior del giro temporal superior (área 22 de Brodmann) más las partes adyacentes de las áreas heteromodales 37, 39 y 40.

Esta área permite el acceso a la información sobre la relación sonido-palabra-significado y constituye una vía final común para la transformación de los pensamientos en palabras con significado.

Su lesión no provoca la pérdida de las palabras individuales, pero altera su asociación con los pensamientos, produciendo circunloquios y un habla vacía. Está vinculada con la selección de las palabras más apropiadas, pudiéndose producir parafasias semánticas (sustitución de una palabra por otra) o uso incorrecto de las palabras función.

  • La circunvolución supramarginal o área 40 de Brodmann, relacionada con la praxia ideomotriz.
  • La circunvolución angular o área 39 de Brodmann, en relación a la lectura, escritura y cálculo.
  • El área motora suplementaria que tiene un papel importante en la iniciación y planificación del habla.
  • El Cortex prefrontal heteromodal que participa en la recuperación de palabras desde sus categorías supraordinadas.
  • Las áreas heteromodales temporoparietales, cruciales en los procesos de enlace de las palabras con sus significados.
  • El hemisferio derecho contribuye en los aspectos prosódicos y aspectos paralingüísticos.

 

 

 

Vía| Tema 5 OCW

Imagen| áreas de Brodmann,  afasia

Vídeo| afasia de Brocaafasia de Wernicke

RELACIONADOS