Cine y Series, Cultura y Sociedad 


Adaptando Nuestra Imaginación

book-to-movie

¿En qué punto el libro se vuelve película y en qué punto la película destroza al libro? Esta es la eterna ambivalencia que sufre el lector al ver su sueño materializado o devastado en la gran pantalla.

 

“La película siempre es peor que el libro”, esta es una frase que solemos escuchar con mucha frecuencia, ¿pero realmente es 100% cierta? Hablando desde el punto de vista de la imaginación del lector, es muy difícil que una adaptación vaya a cumplir con todos los factores que este ha establecido en su mente, no por ello podemos hablar de que la película “no sirve” o “es mala”.

 

Para calificar una adaptación como “lograda” o “no lograda” tenemos que tener en cuenta una serie de factores que se encargan de llevar la novela a la cinemática.

 

Libro-vs-Película

 

En cualquier arte el objetivo principal es causar un sentimiento espécifico en el espectador. Mientras que la novela se vale de ciertas herramientas, las películas tienen que valerse de otras muy distintas; los ingredientes son los mismos, pero los caminos son diferentes, esto en nada determina el éxito de una adaptación.

 

Por utilizar imágen, es posible que la adaptación tenga que obviar partes del libro que pueden ser largas y aburridas a la hora de pasarlas a la pantalla y resaltar otras que por motivos de mantener el clímax son necesarias. Un buen ejemplo de esto puede ser aquella escena en donde según el libro, Dumbledore calmadamente le pregunta a Harry si él puso su nombre en el cáliz de fuego, mientras que en la película podemos verlo claramente exasperado gritarle lo mismo; en el libro funciona de esa manera, mientras que al gritarle en la película crea un break point necesario y mantiene al espectador interesado, esto no cambia el rumbo de la historia, sólo lo altera un poco para lograr el mismo fin.

 

tumblr_nj3ojyUzNV1sg49umo1_500

 

 

            No siempre es excusable la alteración de los factores, muchas veces los guionistas cambian tanto el camino hacia donde se derige la historia que es practicamente imposible entender que en algún punto la idea fue adaptarse a un libro ya existente.

 

            De cualquier forma, la mejor manera de calificar una adaptación es separarla un poco del libro, verla objetivamente y al observar cambios u omisiones, no juzgarla directamente, sino esperar al final para ver si realmente esas variaciones fueron justificadas o si simplemente hicieron que la historia perdiera su esencia. ¡Así que mente, ojos y oídos abiertos, y a disfrutar la función!

 

Vía| Hypable , UNAV

Imágenes| Portada , Ovejas , Harry

RELACIONADOS