Actualidad Jurídica, Jurídico 


Actualidad tributaria: medidas aprobadas por el Real Decreto-ley 3/2016

El pasado 2 de diciembre el gobierno de Mariano Rajoy lo volvía hacer. Empresas, empresarios y profesionales aguantaban la respiración ante la reunión que mantendría el Consejo de Ministros y que auguraba una nueva y férrea batería de medidas. El ejecutivo volvió a “tirar” de Real Decreto para aprobar una serie de modificaciones dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas así como de urgencia en materia social: era el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre.

Consejo de Ministros del pasado 2 de diciembre

En la esfera tributaria, este RDL continúa el camino iniciado por el Real Decreto-ley 2/2016, que modificó recientemente el régimen legal de los pagos fraccionados en el Impuesto sobre Sociedades y aprobaba medidas relevantes en este Impuesto.

De acuerdo con la exposición de motivos, estas medidas se dirigena conseguir un incremento de la recaudación que permita cumplir con los compromisos de consolidación fiscal alcanzados con la Unión Europea. En efecto, en lo referente al Impuesto sobre Sociedades, el RDL 3/2016 adopta principalmente tres medidas relevantes, bien con el objetivo de ensanchar la base imponible del impuesto, bien para asegurar un nivel de recaudación adecuado.

  1. Modificaciones con efectos para los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2016

  • Restricción a la compensación de BIN

Se introduce una disposición adicional decimoquinta en la Ley del Impuesto sobre Sociedades (“LIS”) por la cual los contribuyentes cuya cifra de negocios (“INCN”) en el ejercicio anterior sea de, al menos, 20 millones de euros podrán compensar las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores con los siguientes límites:

INCN 12 meses anteriores

Limitación a la compensación BINs

Inferior 20 millones €60% (70% a partir de 2017)
Entre 20 millones € y 60 millones €50%
Más de 60 millones €25%
  • Restricción a la aplicación de deducciones para evitar la doble imposición internacional e interna

Se limita al 50% de la cuota íntegra del contribuyente el importe conjunto máximo aplicable de las deducciones para evitar la doble imposición internacional y de la deducción para evitar la doble imposición interna derivada de participaciones adquiridas antes de 2015.

  • Reversión automática de pérdidas por deterioros de participaciones. Limitación de las pérdidas deducibles en la trasmisión de un establecimiento permanente

Hasta el ejercicio 2013, se permitía la deducibilidad de los deterioros de valor registrados contablemente por pérdidas en una filial y, en el supuesto de participaciones en entidades del grupo, multigrupo y asociadas, se posibilitaba la citada deducción sin necesidad de registro contable del deterioro.

En 2013 se eliminó la posibilidad de deducir estos deterioros y se estableció un régimen transitorio que regula la recuperación de los deterioros de cartera que resultaron fiscalmente deducibles antes de 2013.

El RDL 3/2016 modifica el citado régimen transitorio e introduce un importe mínimo de reversión por pérdidas por deterioro que debe integrarse anualmente:

  1. el importe que resulte de aplicar el régimen transitorio aplicable desde 2013;
  2. el importe que resulte de integrar el saldo pendiente de revertir por partes iguales en los 5 primeros periodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2016.

En el supuesto de que en algún ejercicio se integre un importe que supere al que hubiera resultado según esta reversión lineal mínima, el saldo pendiente de reversión se integrará por partes iguales en los restantes periodos impositivos.

Del mismo modo, se integrará en la base imponible del periodo en que se produzca la transmisión de la participación los importes pendientes de revertir, con el límite de la renta positiva obtenida en la transmisión.

Por otro lado, para el caso de transmisión de un establecimiento permanente en periodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2016, el contribuyente incrementará su base imponible en el exceso de las rentas negativas netas generadas por el establecimiento permanente en periodos anteriores a 2013 sobre las rentas positivas netas generadas desde 2013, con el límite de la renta positiva derivada de la transmisión del mismo.

  1. Modificaciones con efectos para los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2017

Todas las medidas introducidas por el RDL 3/2016 con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2017 tienen por objeto limitar la deducibilidad de las pérdidas correspondientes a participaciones o establecimientos permanentes que pudieran beneficiarse del derecho a aplicar.

  1. Otras medidas

Además de diversas modificaciones operadas en el ámbito de los impuestos especiales o en materia de seguridad social, el RDL 3/2016 incluye las siguientes:

  • No pueden ser objeto de aplazamiento y fraccionamiento:
    • las deudas resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones;
    • las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas;
    • las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
  • Se prohíbe la posibilidad de pago en especie para las deudas tributarias que tengan la condición de inaplazables.
  • Se aprueban los coeficientes de actualización de los valores catastrales para el 2017.
  • Se prorroga el Impuesto sobre el Patrimonio durante el ejercicio 2017.

 

Vía|EY
Más información|ElEconomista
Imagen|ABC

RELACIONADOS