Salud y Deporte 


Actividad física para perder peso: consejos

“Por más dietas que hago, no consigo adelgazar”.

Para perder peso es necesario realizar ejercicio físico acompañado de una dieta sana y equilibrada. Si la actividad física es nula o escasa, no es suficiente con privarse de las comidas preferidas o es incluso nocivo pasar varias semanas sin apenas comer nada en una de esas “superdietas”.

Es evidente que una dieta equilibrada es importante, pero en muchos casos esta dieta se convierte en excusa (“lo dejo, por más que lo intento no consigo adelgazar”) para justificar la pereza y la desgana ante el ejercicio físico.

Olvídate. La única comida que no engorda es la que se deja en el plato. Así que si quieres perder peso debes seguir una dieta equilibrada, pero como complemento al ejercicio físico.

“Una vez puestos a hacer ejercicio físico para perder peso, ¿qué tipo de ejercicio debo realizar?”

La idea es hacer que las reservas de glucógeno hepático y muscular disminuyan para que tu cuerpo comience a utilizar la grasa como principal combustible metabólico.

"Cuida tu cuerpo, es el único lugar donde vivir"

“Cuida tu cuerpo, es el único lugar donde vivir” – Jim Rohn

Entonces, lo que aconseja la literatura científica es que para perder peso es más efectivo el ejercicio de baja intensidad o moderado, ya que, generalizando, se puede decir que para que se consuma la grasa de manera significativa es necesario pasar los 40-45 minutos de ejercicio, así que es conveniente que las sesiones se prolonguen más allá de este umbral de tiempo, y si realizamos el esfuerzo a alta intensidad no lo conseguiremos. Si bien esto no es falso, es necesario señalar que la intensidad de esfuerzo depende del individuo, y que actualmente es sabido que a mayor intensidad de esfuerzo, mayor cantidad de calorías se queman. Pero si la intensidad es tan elevada que soportamos el esfuerzo poco tiempo, no daremos tiempo suficiente a nuestro organismo a obtener la energía a partir de las grasas.

Por lo tanto, para bajar de peso es necesario realizar la actividad física a la intensidad a la que tu cuerpo te permita tolerar el esfuerzo durante, aproximadamente, 40-60 minutos. Así, sería menos efectivo si la intensidad es tan alta que no se pudiese terminar la sesión, o si es tan baja que se pudiera prolongar el esfuerzo hasta llegar al agotamiento durante mucho más tiempo.

“¿Es necesario entrenar todos los días?”

Como la finalidad es quemar calorías sería natural pensar que a más horas de entrenamiento más calorías quemadas, pero los principios del entrenamiento nos dicen algo diferente: para que el cuerpo asimile los cambios que se van dando y se produzca la mejora necesita descanso. Si no damos tiempo a nuestro cuerpo a recuperarse y a asimilar la carga a la que lo estamos sometiendo, aparte de no conseguir los efectos deseados, nos sentiremos cansados y fatigados, y posiblemente aborrezcamos estas sesiones de actividad física.

Para terminar, aconsejaría a todo aquel que esté dispuesto a realizar un entrenamiento constante para perder peso, realizar al menos una sesión de musculación cada semana. Aunque con el ejercicio aeróbico intenso se queman más calorías, con el entrenamiento de musculación se consigue un efecto de aceleración del metabolismo al favorecer la formación de masa muscular. Este efecto hace que el consumo de energía en reposo (metabolismo basal) sea mayor porque el músculo necesita más energía en el reposo que antes de realizar la actividad física.

 

Vía| CDC

Más información| Entremujeres, Aperderpeso, Men’sHealth

Imagen| Adelgazar

En QAH| Corremos: ¿te apuntas?Correr para vivir

RELACIONADOS