Historia 


Absolutismo Ilustrado (II): la relación con la Ilustración

enciclopedia

La “Enciclopedia”, obra maestra de la Ilustración francesa

En el primer artículo de esta serie nos centramos en explicar qué era el Absolutismo Ilustrado. En esta nueva entrega observaremos que relación tuvo este con el principal movimiento cultural del siglo XVIII: la Ilustración.

Hay que entender el Absolutismo Ilustrado relacionado con la Ilustración, pero esto no significa que allí donde hubiera Ilustración se desarrollo está práctica política, ya que la Ilustración afectó a toda Europa pero este tipo de absolutismo no.

Ya en las últimas décadas del siglo XVII nos encontramos los primeros signos de la Ilustración, con acontecimientos como la Segunda Revolución Inglesa 1687-1692, el fin de la amenaza turca sobre Europa, la gravitación universal de Newton, las Cartas sobre la tolerancia de Locke, etc. También se dan síntomas de mayor tolerancia, aunque no hay que olvidar que es en esta época cuando se dan una serie de políticas represivas contra determinados sectores sociales, por ejemplo: el Edicto de Nantes de Luis XIV de 1685, la exclusión de los católicos del gobierno de Inglaterra o la publicación de la obra de Bossuet Política sacada de las máximas de la Sagrada Escritura.

Por lo tanto, ¿qué añadió el Absolutismo Ilustrado al Absolutismo de siglos anteriores? El absolutismo del siglo XVII esta encarnado en un príncipe o soberano de derecho divino, cuya actividad preferente se orienta hacia la política exterior y cuyos intereses personales y dinásticos no están claramente separados de los intereses del Estado. Por otro lado, según el historiador Domínguez Ortiz, el soberano ilustrado es un príncipe que acepta los principios de la Ilustración y quiere ponerlos en práctica para lograr una mayor eficacia del Estado en beneficio de éste y de los súbditos y que rompe con la tradición al considerar que todo es reformable y mejorable, a través de una labor educativa y legislativa, para lo que necesita ilustrados que lleven a cabo estas políticas.

voltaire en corte prusia

Voltaire en la corte de Federico III de Prusia

También la Ilustración agregó al viejo Absolutismo la secularización, la racionalización y la idea de que el Estado (incluido el rey) era una máquina al servicio del pueblo. Entonces, ¿cómo coincidieron los objetivos del pensamiento ilustrado y de las monarquías absolutas? Los soberanos intentaron racionalizar la administración, luchar contra hábitos y privilegios y potenciar el Estado. Para llevar a cabo esta potenciación es necesario aumentar la riqueza, para ello se igualan los impuestos, se centraliza la administración, se suprimen privilegios, etc. Siempre con las miras puestas en la felicidad de los súbditos.

Por último, hay que recordar que los ilustrados no eran ningún estamento, ninguna clase concreta en la sociedad y, salvo el pueblo llano, todos los estratos sociales participaron; salvo la Iglesia, que mostró generalmente sus reticencias a los cambios, aunque la ilustración penetró en parte del clero.

Con este breve artículo se ha intentado demostrar la cercanía del movimiento cultural de la época con la práctica política más relevante del siglo, y como hemos visto la relación que tienen es estrecha y cercana. En el próximo capítulo de esta serie veremos el marco político en el que se desarrolló el absolutismo ilustrado.

En colaboración con QAH| Mundo Histórico

Vía| Floristán, Alfredo (coord.). Historia Moderna Universal. Barcelona: Ariel. 2009; Domínguez Ortiz, Antonio. Las claves del despotismo ilustrado. 1715 – 1789. Barcelona: Planeta. 1990

Imagen|Enciclopedia, Voltaire

En QAH| Absolutismo Ilustrado (I): ¿qué es?

RELACIONADOS