Jurídico 


A vueltas con la Ley de Acceso a la Abogacía

Y otra más. Esta vez no se pide que todos los Licenciados en Derecho sean excluídos de la obligación de realizar un máster tras la carrera para poder ejercer como abogados o procuradores. Eso ya se luchó y se consiguió. La Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales –dijo la Vicepresidenta del Gobierno, Sáenz de Santamaría- será solo aplicable a los Graduados en Derecho que hayan seguido el Plan Bolonia, excluyendo a todos los Licenciados, siempre que se colegien en un periodo máximo de dos años tras la obtención del título. Injusto lo consideraron algunos, necesario otros.

Sin embargo, cuando las aguas parecían calmadas, son ahora los Graduados en Derecho los que se manifiestan. La razón la encontramos en que cientos de ellos, tras terminar la carrera -cuatro años-, realizar el Máster de Ejercicio de la Abogacía contemplado en la Ley 34/2006 -un año más- y realizar las prácticas obligatorias -seis meses añadidos- desconocen el contenido y la fecha del examen de acceso a la profesión de abogado y procurador. A día de hoy, los Ministerios de Educación y Justícia no consiguen ponerse de acuerdo en este asunto, dejando a estos graduados “en el limbo” -según sus propias palabras-, ya que no son ni estudiantes ni profesionales. Además de ello, el artículo 18.1 del Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 34/2006, contempla que el examen no se celebre hasta pasados, como mínimo, tres meses desde su convocatoria, por lo que si se convocara hoy no podría celebrarse hasta principios de junio. Se estima que hay unas setecientas personas afectadas.

Como respuesta a esta “situación de inseguridad jurídica” -como ellos mismos alegan- se ha creado la asociación ‘Abogados sin Toga (AST)’, quienes han presentado alrededor de 1.400 escritos ante el Ministerio de Justícia, provocando su colapso, así como una petición en el portal change.org, promoviendo a su vez la manifestación que el pasado sábado 22 de febrero reunió a cientos de personas en las calles de Madrid.

AST pide que se suprima el examen de acceso a la profesión de abogado y procurador, ya que -según dicen- “se trata de la promoción de abogados mejor preparada en décadas” y no tienen por qué seguir demostrándolo.

Desde Qué Aprendemos Hoy estaremos atentos a los siguientes acontecimientos en torno a una ley que desde 2006 ha provocado una constante incertidumbre respecto del futuro de miles de estudiantes de Derecho.

Vía| El País, El Derecho

Imagen| Examen

En QAH| Abogado y procurador: La colegiación

RELACIONADOS