Cine y Series 


A propósito de Alfred Hitchcock

La exposición Hitchcock, más allá del suspense que podemos visitar hasta el 5 de febrero en el Espacio Fundación Telefónica en Madrid, es una ocasión excepcional  para conocer a uno de los genios del cine moderno.

Sólo con analizar algunos de los últimos estrenos de la cartelera podemos descubrir la enorme influencia que su obra tiene todavía en el cine actual. El recuperado director holandés Paul Verhoeven en la presentación a la prensa de la aplaudida Elle declaraba que había llegado a dominar las claves del thriller después de haber estudiado a  Hitchcock durante toda su vida. La chica del tren basada en un best seller de Paula Hawkins está repleta de referencias al director. Desde  la adaptación de la novela de Patricia Highsmith realizada en 1951 Extraños en un tren hasta La ventana indiscreta (1954). Ron Howard director de Inferno, secuela de El código Da Vinci y cuarta entrega del personaje ideado por Dan Brown, no niega el homenaje que ha querido hacer con esta película a Gary Grant y su famosa escena de la avioneta en Con la muerte en los talones (1959).https://www.youtube.com/watch?v=lr7bH3ZnZ8M

Las películas de Hitchcock sin embargo no han conseguido generar muchos remakes. Cabe destacar la fracasada versión de Psicosis (1998) del director de culto Gus Van Sant  que él mismo consideró como una réplica. La película de Hitchcock tuvo dos secuelas en 1983 y 1986 recuperando al personaje principal Norman interpretado por su actor original Anthony Perkins. Con discrepancia de opinión por parte de la crítica se estrenó en 1998 una versión de Crimen Perfecto.

El alumno más aventajado de Hitchcock ha sido sin duda Brian de Palma. En casi todas sus películas se nota la influencia del maestro del suspense. Debemos de destacar Hermanas (1973), Fascinación (1976), Vestida para matar (1980), y Doble cuerpo (1984) En las dos primeras De Palma utiliza bandas sonoras de Bernard Herrman, compositor habitual de Hitchcock, y maneja con maestría ingredientes de varias películas ya míticas: La ventana Indiscreta, Vertigo y Psicosis.

 Alfred Hitchcock  (1899-1980) disfrutó en vida de un gran éxito de público y de crítica, una combinación difícil de encontrar en la historia del cine. La Nouvelle Vague y sobre todo François Truffaut ayudaron a la consolidación y reconocimiento de este creador. Su libro El cine según Hitchcock (1962) es una lectura obligada para cualquier amante del 7º Arte. Pero Truffaut no solamente desveló las claves de su cine sino que elevó su figura al rango de autor. Como homenaje a su cine dirigió una magnífica película con nítidos sabores hitchcockianos: La Sirena del Mississipi  (1969).

Hitchcock fue un espíritu inquieto. Probó con el cine experimental con La soga (1948) una filigrana rodada aparentemente como un único plano secuencia. Contrató a  Dalí para el diseño de las escenas oníricas de Recuerda (1945). Encargó al prestigioso Saul Bass los títulos de créditos de varias de sus películas: Vértigo, Con la muerte en los talones ... La alta costura estuvo muy presente en sus películas y contó con la estimable colaboración de Edith Head considerada como la mayor exponente del diseño de vestuario de Hollywood.

Los pájaros (1963) es un ejemplo de la preocupación del autor por hacer verosímil historias fantásticas. La escena de las gaviotas atacando a la población del pueblo pesquero tras la explosión de una gasolinera es un alarde técnico. El montaje y el uso de la música en la famosa escena de la ducha de Psicosis es otra demonstración del dominio que ejercía sobre la planificación cinematográfica.

El paso de Hitch por la televisión también tuvo su momento de gloria con la serie emitida entre 1955 y 1965: Hitchcock presenta. La serie presentada por el director contaba muchas veces en clave de humor negro historias extrañas o macabras, un preludio quizás de la serie británica Black Mirror que tan buenas críticas está cosechando.

Se ha hablado mucho de Hitchcock y de la obsesión por sus actrices. Con una educación jesuita, el director mantenía con ellas una relación entre tiránica y fetichista. New York Times que ha tenido acceso a las memorias de Tippi Hedren, pendientes de publicación, desvelaba recientemente que la actriz, madre de Melanie Griffith y protagonista de Marnie la ladrona (1964) y Los pájaros había sufrido acoso sexual por parte del director.

Imagen| Alfred Hitchcock

Video| Con la muerte en los talones, Vestida para matar, Vertigo, Los pájaros, Hitchcock presenta

 

RELACIONADOS