Actualidad Jurídica, Jurídico 


9N: Jugando al gato y al ratón

 

Jugando al gato y al ratón.

Jugando al gato y al ratón.

 

Nos encontramos en vísperas del Día D del independentismo catalán y ya sabemos que no habrá Consulta/Referéndum. Lo que aún es posible que se produzca es una pseudoconsulta, “proceso participativo”, o como ustedes prefieran llamarlo. De producirse dicho evento tal y cómo lo planteó Artur Mas, se produciría un acto de desobediencia ya que el Tribunal Constitucional ha suspendido la consulta alternativa.

 

La Generalitat de Catalunya pretendía seguir jugando al gato y el ratón con Mariano Rajoy, retrasando al máximo la convocatoria del 9-N. El objetivo del plan de Mas era no dar tiempo al Gobierno para impugnar este nuevo formato de consulta. La duda residía en cuál hubiera sido la base legal escogida. Por un lado, podría haber recurrido al título III de la Ley de Consultas, o por otro, basar la convocatoria únicamente en el Estatut y en algunas leyes no recientes que desarrollan el concepto de participación ciudadana del texto estatutario, en cuyo art. 43 se afirma:

«los poderes públicos han de promover la participación social en la elaboración, la prestación y la evaluación de las políticas públicas».

Al leer el mencionado artículo me surge la siguiente duda: ¿Es la independencia de Cataluña una política pública?

Sea como fuere, el plan de Mas ha fracasado. El Gobierno impugnó el “proceso participativo” antes del 9N. Basó su impugnación en dos circunstancias: la primera es que se mantiene la pregunta de la Consulta ya suspendida por el Tribunal Constitucional; la segunda es la utilización de la Administración para la realización de la consulta alternativa. El Gobierno considera que “puede haber un cierto fraude de ley”, en el sentido de que “se pretende conseguir un resultado prohibido mediante un camino alternativo”, en palabras del ministro de Justicia.

En este contexto, la Justicia debía pronunciarse e interpretar si el 9N alternativo entraba dentro de la Ley, la Constitución y el Estado de Derecho. Finalmente el Tribunal Constitucional decidió admitir a trámite la impugnación del Gobierno y suspender la nueva consulta. La providencia de admisión también suspende cautelarmente “las restantes actuaciones de preparación de dicha consulta o vinculadas a ellas”, por lo que las autoridades y poderes públicos de Cataluña no podrán promover ningún acto relacionado con la llamada a las urnas el próximo domingo.

El tiempo de jugar al gato y el ratón ha terminado, y se abre el momento de la especulación: ¿Se atreverá Artur Mas a desobedecer la suspensión del Tribunal Constitucional? ¿Veremos urnas el próximo domingo? y lo más importante:

¿Qué pasará a partir del 10N?

 

 

Vía| ElPeriódico ElMundo

Más información| ElPaís ElMundo ElPeriódico

Foto| LibertadDigital

En QAH| Cataluña, un problema político más que jurídico|Cuestiones jurídicas en torno a la independencia de Cataluña

Vídeo| Youtube

RELACIONADOS