Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


6 razones para atreverte a hacer lo que nunca has hecho

¿Qué sientes cuanto te enfrentas a un nuevo reto? ¿A un cambio? ¿Cuándo toda tu alma te pide  hacer otra cosa, dedicarte a algo diferente?

enfrentar el miedoA veces da miedo, ¿verdad? Y aunque el miedo nos protege de situaciones extremas y nos prepara para actuar en consecuencia, la verdad es que tampoco mide los riesgos y muchas veces se acciona y en lugar de protegernos, nos paraliza.

Seguramente has escuchado y leído mucho sobre la famosa “zona de confort”, ese lugar al que en algún momento llegamos y se siente cómodo, fácil, seguro… todos hemos estado ahí y, una vez que llegamos y pasa algún tiempo, se nos olvida que podemos hacer más, que ahí no se acaban los retos ni la vida.

¿Cuántas personas conoces que han estado haciendo lo mismo, sin retarse prácticamente, durante los últimos 5, 10 ó 20 años?

Yo conozco a muchas. Y no es que la zona de confort sea algo negativo, lo que sucede es muchas de estas personas quieren hacer algo distinto, quisieran intentar algo nuevo, pero no se atreven. Su comodidad y seguridad es tanta, que tienen miedo de arriesgarse.

¡Pero es que quien no se arriesga, no gana!

Por eso hoy te animo a que te arriesgues, a que apuestes, a que retes a tu cuerpo, a tu mente, a tu espíritu…y hagas aquello que ha estado dando vueltas en tu mente desde tú sabes cuándo. Aquí te comparto 7 razones para que te atrevas a hacer eso que nunca has hecho (ya verás cómo vale la pena):

Razón #1: Porque la vida es incertidumbre e inseguridad: Hay que aceptarlo. Todo aquello que consideras seguro en la vida es frágil y puede desaparecer en cualquier momento. La vida misma es así, por lo tanto lo que no hagas hoy, puede ser que no tengas la oportunidad de hacer mañana.

Razón #2: Por vencer tus miedos y demostrarte que sí puedes: Tú lo sabes, la sensación de logro es de esos sentimientos que son inexplicables, que te impulsan a más, que elevan tu autoestima y te gritan que sí puedes, que las metas se alcanzan si lo decides, porque todo lo que necesitas ya existe dentro de ti.

Razón #3: Por ser ejemplo para alguien más: Sí, aunque pudiera parecerte que suene prepotente. El mundo necesita de buenos ejemplos, ¡las personas los necesitamos! La fe en lo que los seres humanos podemos hacer se pierde todos los días con las malas noticias, los actos violentos y todo aquello que nos daña. Por eso si sigues tus pasiones y te atreves, nunca sabes a dónde desembocará esa ola de positivismo y fe, y a quién le será útil en su vida.

Razón #4: Para darle a alguien más la oportunidad de enseñar: Así como tú serás ejemplo para alguien más, encontrarás en el camino también mentores que quieren compartir su conocimiento contigo, enseñarte y hacerte un poco más fácil el trayecto. ¿Por qué no darle la oportunidad a una persona de mostrarte lo que sabe? Ser humilde te llevará a absorber todo lo que puedas, a dejarte guiar.

Razón #4: Por aprender: ¡Y en carne propia, además! Enfrentarte a lo que nunca has hecho sin duda aumentará tu vulnerabilidad pero también tu hambre de aprender, porque para vencer los obstáculos buscarás información, guías y conocimiento que antes ni hubieras considerado.

Razón#5: Porque es lo que te apasiona: Si sientes que tienes un pendiente contigo mismo(a), que estás estancado(a) y que tu espíritu verdadero se encuentra encarcelado, entonces tal vez lo que haces ahora no es lo que realmente es tu pasión. Todos hemos nacido con talentos únicos que están ahí para hacernos felices y para brindarlos al mundo, ¿por qué negarte la oportunidad de hacer lo que deseas? ¡Atrévete a vivir apasionado(a)!

Razón#6: Porque vale la pena: Así de simple. La verdad es que cuando abandones este plano, lo único que llevarás contigo es el conocimiento y las experiencias vividas, aquello que te hizo vibrar y aquello que compartiste con los demás. El problema es que a veces vivimos como si fuésemos eternos, pero si tuviésemos más conciencia de lo realmente inmortales que somos, viviríamos más intensa, vibrante y plenamente, ¿no lo crees?

Ahora te toca a ti descubrir otras razones por las que hacer lo que nunca has hecho es no sólo un camino directo a tu felicidad, sino que además es la mejor forma de compartirte con los demás y con el mundo.

¿Por dónde vas a empezar?

Vía| Dora Pancardo

Imagen| Enfrentar el miedo

En QAH | ¿Quién dijo miedo?

 

RELACIONADOS