Patrimonio 


El 50 aniversario del Sitio Histórico de Melque

Sin duda alguna, Toledo es una ciudad llena de Historia, llena de edificios de distintos estilos y épocas que hace que perderse por sus bellas calles y disfrutar de cada rincón sea muy fácil. Pero un poquito a las afueras se encuentra Melque, un conjunto arqueológico visigodo que no tiene nada que envidiar. Hace ahora 50 años, en 1968, la Diputación Provincial de Toledo adquirió este conjunto para su protección y reconstrucción de la iglesia y los edificios más próximos. Este trabajo permitió no sólo que hoy podamos visitarlo sino también una serie de excavaciones arqueológicas que han permitido conocer más y mejor la Alta Edad Media en esta región.

El elemento más importante de todo el conjunto es sin duda su iglesia, ya que mezcla elementos de un mundo romano ya desmoronado pero que seguía teniendo una presencia muy importante además de inspiración en edificios tan lejanos como Siria y Jordania. Está construida en piedra de granito bastante irregular, lo que hace que encontremos que algunas se han colocado de manera estratégica para resolver alguna que otra grieta, pero muy bien trabajadas ya que algunas llegan a medir 1,40 metros.

En origen la planta era griega de brazos desiguales, siendo más largo el de dirección este-oeste, que remata con el ábside cuadrado al exterior. Posteriormente se fueron añadiendo una serie de habitaciones, una a cada lado del ábside mencionado, y otra a los pies del crucero, en el lado izquierdo, que desvirtúa la planta exterior de cruz griega. Durante un tiempo la iglesia se convirtió en una fortificación y por esa razón se le construyó una torre que a día de hoy no se conserva completa.

Los arcos son de herradura bastante pequeños, lo que hace que la iluminación en el interior sea bastante escasa, pero sin que se sepa la razón real ya que algunos apuntan a una protección ante los movimientos de tierra mientras que otros lo achacan a la condición de fortificación. La decoración que podemos encontrar en el exterior es reducida y muy simple: la moldura estriada como en el exterior  y algunos estucos de los que se adivina el árbol de la vida saliendo de un cáliz y las clásicas rosetas y flores de lis de época visigoda.

Esta iglesia formó parte de un gran monasterio que se construyó a finales del siglo VII, poco antes de la conquista islámica a la que sobrevivió gracias a la comunidad mozárabe que de aquellas tierras. Y fue posteriormente cuando, habiendo desaparecido dicha comunidad, se dejó en mano de los musulmanes que la reutilizaron como fortaleza. Cuando Alfonso VI conquistó Toledo, la iglesia volvió a tener uso litúrgico pero no perdió del todo el uso militar ya que conservó las murallas y un poblado que no desapareció hasta la desamortización del s. XIX

Por último, os animamos a visitar este conjunto, y para ello os dejo aquí la programación de todas las actividades que se están preparando y que tienen muy buena pinta http://www.diputoledoturismo.com/2018/07/04/aniversario-melque/

Vía|http://www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/yacimiento-visitable-de-melque-3264/descripcion/

Más información|http://www.turismo-prerromanico.com/monumento/santa-maria-de-melque-20130226181456/

Imagen| Santa María de Melque, InteriorArcos.

RELACIONADOS