Coaching Profesional 


5 minutos +

Me levante por la mañana y descubrí que desde la mañana uno ya tiene que elegir: 5 minutos más o comenzar un nuevo día. En lugar de dar gracias por respirar, muchos preferimos volver a la irrealidad de nuestros sueños donde no comprendemos qué pasa pero tenemos esa sensación de libertad por no vivir una vida que viviremos dentro de “5 minutos más“.

Vivir dentro de nuestra cabeza: 5, 10, 15 años perdidos… Somos la consecuencia de elecciones, el resultado de una decisión, la imperfecta solución de la teoría del caos, una nueva variable que modifica  nuestro futuro y el del mundo que nos rodea.

Por eso duele conocer más, por eso dicen que es mejor ser ignorante en ocasiones. Cada vez que tienes noción de una nueva área, de una nueva persona, tienes acceso a un nuevo mundo y empiezas a formar parte de su estructura. Viertes tus opiniones, te empapas de todo lo que sucede y te das cuenta que todo está podrido como en la realidad que conocías esta mañana. Has pasado de estar rodeado de mierda en un cubo a estarlo en una bañera.

Pasas a modificar un nuevo mundo y a estar rodeado de todas sus variables. Donde antes no veías nombres ahora los ves, donde no veías comportamientos raros ahora obtienes conclusiones, donde no veías conexiones ahora ves autopistas, donde antes veías felicidad ahora ves aduanas de tristeza en cada frontera de cada nuevo pensamiento.

Podríamos contar hasta 10 billones y seguir contando pero nos aburriríamos. Simplemente colapsa. Hasta la felicidad extrema debe estar equilibrada. El agua es lo que da la vida pero puedo ahogarte. El más largo beso de amor puede convertirse en la mayor tristeza si sabe a despedida.

Cada pregunta da lugar a una respuesta y cien nuevas preguntas. Cada puerta abierta da lugar a un nuevo mundo que explorar cuando no has solucionado aquel en el que estabas. Cierra puertas, cierra mundos, reduce sentimientos y relaciones. Puedes pasar tu vida intentando solucionar el mundo o morir con tu mundo solucionado.

5 minutos más o duerme.

Imagen| Despertador

RELACIONADOS