Economía y Empresa, Emprendedores 


5 formas de financiar un nuevo negocio

A pesar de disponer de una idea brillante y la seguridad de que esta va a funcionar, en muchas ocasiones no se tiene conocimiento de las posibilidades existentes a la hora de buscar financiación. Es una situación que, aunque desalentadora, es muy común. Sin embargo, lo que muchos emprendedores desconocen es que hay una multitud de soluciones que permiten disponer del dinero que necesario para poner en marcha su proyecto.

Lo que hay que tener claro antes de dar el salto y salir en busca de capital externo son una serie de aspectos que llevarán a elegir una solución determinada. Por ejemplo, ¿cuánto dinero se necesita? ¿para qué? ¿qué características tiene el proyecto? En función de cuales sean las respuestas y a estas preguntar, llevará a los emprendedores a acudir a una vía de financiación u otra:

1. Autofinanciación o FFF (friends, family and fools; “amigos, familia e inocentes”). Aunque supone un esfuerzo en la economía doméstica, los emprendedores deberán invertir parte de su dinero en apoyar el proyecto para, de esta manera, generar confianza en el resto de personas de su entorno. Si ellos no confían en que su idea de negocio salga adelante, nadie lo hará.

2. Préstamos bancarios o créditos rápidos. Los españoles, por encima de la media europea, suelen acudir al banco para pedir un crédito a la hora de financiar sus empresas. Sin embargo, es una solución óptima para aquellas personas que cuentan con solvencia y estabilidad económica y su proyecto ofrece garantías de ser rentable a corto/medio plazo. Por ello, en caso de tener el ‘no’ de su banco por contar con un nivel de recursos económicos menos generoso, la financiación de su proyecto pasaría por los popularmente conocidos como créditos rápidos, una reciente pero efectiva modalidad de crédito tramitados íntegramente a través de Internet, en unos minutos y sin apenas restricciones.

3. Financiación colectiva y micromecenazgo. Dentro de esta opción de financiación existen diferentes alternativas:

– Crowdfunding, la más conocida y popular. Consiste en intentar conseguir financiación (en un tiempo determinado y limitado) para el proyecto a través de una plataforma online. Hoy en día, y debido a su rápida expansión, hay multitud de plataformas de este tipo (como Lánzanos o Kickstarter).

Crowdsourcing. Vendría a ser como una externalización. Es decir, se hace una petición a una multitud de personas a través de una plataforma web (Quirky, por ejemplo), las cuales podrán ayudar, aportar soluciones o abaratar determinados procesos y actividades que los particular o empresas, no pueden realizar directamente.

Playfunding. Es una forma de financiación alternativa surgida hace algo más de dos años. De esta manera, se puede ganar dinero a través de anuncios publicitarios subiendo el proyecto a una plataforma dedicada a ello (como Helplays).

4. Subvención pública. Aunque las Administraciones no suelen financiar de forma directa proyectos o empresas particulares, sí que existen subvenciones y ayudas públicas a nivel estatal, autonómico, local e incluso internacional (UE), en el caso de que se cumplan una serie de requisitos. Por regla general, el ejecutivo tiende a apoyar proyectos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, sean innovadores, o muestren una ventaja competitiva en algún sector de interés.

5. Venture capital. En este caso la financiación del proyecto o startup se hace a través de Sociedades de Capital de Riesgo. Estas sociedades invierten elevadas cantidades de dinero a cambio de un puesto ejecutivo en la empresa y/o por un determinado porcentaje de acciones. Este tipo de financiación es relativamente peligrosa, ya que en un futuro puede llevar a tomar decisiones y ejecutarse acciones con las que el emprendedor puede no estar de acuerdo, o no quiera tomar.

En definitiva, como se ha podido apreciar en este artículo, a la hora de buscar financiación para un proyecto existen distintos métodos alternativos a la tradicional financiación bancaria, lo que permite a los emprendedores seleccionar la opción que mejor se adapte a sus necesidades.

Vía| Elaboración propia
Más información| wannacash.es
Imagen| WordPress
En QAH| ¿Son fiables los préstamos online?

RELACIONADOS