Economía y Empresa 


5 Consejos sobre creatividad que aprender de Ferran Adriá

Fotografía de gastronomía molecular

Fotografía de gastronomía molecular

El chef catalán, Ferran Adriá, ha creado, junto a su equipo de elBulli, más de 1800 platos y ganado numerosos premios internacionales que le han situado más de un año como el mejor chef del mundo. ¿Cómo consigue Ferran Adriá llegar a ser uno de los mejores cocineros del mundo durante tanto tiempo? Con un proceso creativo de innovación constante.
Siete consejos básicos que han dirigido a Adriá en su andadura para hacer de su restaurante uno de los mejores y un negocio sostenible incluso en tiempos de crisis.

Espíritu Bulling: ética, pasión, libertad, riesgo y compartir.

 –Felicidad

Lo primero es no buscar los premios si no la felicidad. “Cuando uno busca los premios y la fama está muerto. Uno tiene que disfrutar de su vida”. Solo se invierte la cantidad de horas de trabajo que se invierte cuando se es feliz haciéndolo. Porque para ser realmente bueno hay que dedicar horas y horas a trabajar en ello, horas que incluyen sábado y domingos.

“Lo importante es levantarse y ser feliz. El problema de los chicos de ahora es que parece que si no llegas al nivel este ya no se puede ser feliz. Pues no, uno tiene que ser feliz con lo que hace y luego así poder subir”, dice Ferran Adriá.

“Vivimos en una sociedad donde no hay paciencia, puedes estar un año arriba y al siguiente abajo, en esto hay que tener paciencia e ir escalando poco a poco”. En el camino de cualquier proceso ya sea creativo, de emprendimiento,… lo que más se requiere es la paciencia porque el camino es largo y lento.  Si no se disfruta y se es feliz en cada una de las etapas de dónde sacarás fuerzas para la siguiente o para las adversidades.

La paciencia y la felicidad es lo que ha mantenido al restaurante El Bulli y a Ferran Adriá en pie durante todos los años de trabajo.

“En la vida en lo que no puedas cambiar no te preocupes, ve a por lo que puedes” Ferran Adriá

 – “Crear es no copiar”

Ferran Adriá sigue como un dogma propio la frase que escuchó al cocinero Jaques Maximin: “Crear es no copiar”. Para él esta es la única verdad del mundo. ¿Qué implica?

Todos estamos influenciados por los maestros del pasado, por lo que ya ha sido creado y es seguro que funciona. Pero, eso es algo que todo el mundo conoce. Uno no puede hacer innovación si no es honesto y ético, puedes tener influencias y decirlas pero si se copia a los otros no se está creando nada, se está copiando y por lo tanto ni se innova ni se crea.

Según Adriá en la vida hay que cambiar para transformar y llegar a cosas nuevas, si uno se mantiene en lo que otros han hecho cómo va a generar algo nuevo. Uno no puede mantenerse todo el rato en la misma línea. La vida se rige por el cambio y lo que buscan las personas son cambios, si ofreces de manera constante la misma línea de producto se cansarán de ti.

 – Investigar es una actitud, una necesidad, un imprescindible

 “Los platos surgieron de la búsqueda y de los errores en la búsqueda” de Ferran Adriá

La cocina se queda a oscuras en medio de la experimentación con un plato de naranja sin terminar de hacer, pero la boca de Adriá no maldice este inconveniente ni envía el plato a la basura, porque sigue experimentando e investigando. Prueba el resultado de un proceso que ya se daba por perdido. El resultado es su famosa hidrolización de la naranja.

Si se pone límites a lo que debe hacerse y lo que no, si no se experimenta y en cuanto se nos tuerce una campaña no intentamos reformularla o no probamos cosas nuevas no se pueden hacer hallazgos. Los límites están donde los quieras poner tú. En el Bulli se halló la excelencia a través del error y la experimentación sin límites. La mejor manera de probar es plantearse la pregunta: ¿Y sí…..?

 –Trabajo duro

 Manteles blancos inmaculados en una sala cuyo único comensal es la luz del atardecer que avisa al equipo que todavía faltan unas horas para abrir. Sin embargo, ninguno de ellos se percatará porque todos se encuentran en la cocina alrededor de alargadas mesas metálicas que parecen pertenecer más a un laboratorio que a una cocina. Las manos de todo el equipo trabajan con los alimentos en busca de un nuevo plato que presentar a los asistentes.

“Los días en los que el restaurante estaba vacío no eran para jugar a las cartas -decía Adriá- eran para inventar platos nuevos”. De sus palabras y entrevistas se extrae que la creatividad es un gran músculo que todos tenemos y que ha de ejercitarse a diario. Cuanto más entrenado esté más resultados dará. En el Bulli lo sabían de sobra y trabajaban duro horas y horas.

¿Y tú?, ¿la ejercitas? La creatividad no está reñida a las artes, se puede aplicar a las estrategias de ventas, al trato con el cliente, la decoración, el producto a ofrecer,…

 – “En tiempos de crisis la solución es arriesgar”

 La innovación está en todos los sectores en un bar, en una tienda de ropa,… en todos ellos tienen que arriesgar para innovar. Porque para el chef catalán innovar no es otra cosa que hacer algo que no se hacía antes, por ejemplo hacer un presupuesto. Muchos establecimientos se olvidan cada mes de hacer el control presupuestario para no perder el control de pérdidas y ganancias. No tienen que ser grandes cosas, es analizar tu propio negocio y ver qué no estás haciendo y qué puedes hacer. Sin embargo, no siempre es fácil arriesgar. ¿Arriesgar con qué?, ¿qué elemento me falla?, ¿cómo puedo hacerlo?

“A veces hay que limpiarse, tomar distancia y ver qué está pasando en el mundo”

Como dice Adriá uno no siempre sabe por dónde seguir tirando. Muchas veces estamos tan sumergidos en un proyecto que lo mejor que podemos hacer es tomar distancia para tomar aire nuevo y ver qué está pasando en el mundo.

¿Qué está haciendo tu cliente?

En la vida hay que saber transformarse y para ello hay que limpiarse de los conceptos preconcebidos. Es mucho más importante saber transformarse que la ecuación. Por ejemplo en una tienda o un bar tienes que hacer una decoración que sepas que en 6 o 7 años puedas cambiar porque es conveniente ofrecer algo nuevo adaptado a las nuevas demandas.

En QAH| ¿Qué es más importante: la competencia o la creatividad?La creatividad es la claveVivir con creatividad: The Holstee Manifesto

RELACIONADOS