Cultura y Sociedad, Historia 


23-F, la noche de los transistores (I)

El 23-F permanece en la mente de todos los españoles como un acontecimiento histórico que conllevó uno de los días más difíciles de nuestra democracia, y en el mundo periodístico además es recordado por un hecho informativo sin precedentes: la retransmisión en directo de un intento de golpe de Estado.

Rafael Luis Díaz

Rafael Luis Díaz, el periodista que relató el asalto al Congreso de los Diputados.

La madrugada del 23 al 24 de febrero de 1981 es recordada con el nombre de “La noche de los transistores”, debido a que los españoles pudieron conocer minuto a minuto, gracias a la radio, lo que sucedía en el hemiciclo del Congreso de los Diputados mientras transcurría el intento de golpe de Estado.

Todo empezó en la tarde del 23 de febrero cuando comenzó la retransmisión por la Cadena SER y RNE de las votaciones parlamentarias de las que saldría el hombre que sustituiría a Adolfo Suárez en la presidencia del gobierno: Leopoldo Calvo-Sotelo. Una retransmisión que iba a ser sencilla, así lo reconoce Rafael Luis Díaz,  cronista parlamentario de la Cadena SER, cuya voz fue la que trasmitió el golpe en directo: “Era una tarde de lo más normal, todo estaba escrito y Leopoldo Calvo-Sotelo iba a ser investido presidente del Gobierno”.  Lo que ningún periodista se imaginaba era que a las 18:20, mientras permanecían escuchando una sucesión interminable de nombres, llegado el turno de votación al diputado soriano Manuel Núñez Encabo, un teniente coronel de la Guardia Civil iba a imponer su autoridad en el hemiciclo.  A partir de aquí todos sabemos lo que sucedió, ¿pero qué papel tuvo la radio esa noche?

Fotografía de Juan Miguel Ávila. Colección: “Los sonidos del ayer”. Museo del Comercio de Salamanca

Fotografía de Juan Miguel Ávila. Colección: “Los sonidos del ayer”. Museo del Comercio de Salamanca

TVE  había decidido grabar el Pleno, pero no para ser emitido en directo, sino  para ofrecer un resumen en el Telediario y sólo la radio transmitía aquella tarde la investidura de Calvo-Sotelo en directo, concretamente la SER y RNE, sintonizada por un gran número de españoles. Tejero ordenaría cortar las comunicaciones telefónicas y acto seguido RNE interrumpe su emisión en directo. Pero esa orden intento esquivarla un joven técnico de la cadena SER, Mariano Revilla, quien con pericia trasladó todos los equipos a otro cuarto, para simular una falsa cabina de emisión. Tuvo la habilidad de dejar abierta una línea de sonido en conexión con los estudios de Gran Vía para que los compañeros que se encontraban en la emisora pudieran conocer lo que sucedía en el hemiciclo. En la próxima entrada continuaré relatando el papel de la radio y de la prensa en este día histórico.

 

Vía | Armand Balsebre. Historia de la radio en España (1939 – 1985) Volumen II. Cátedra, 2002.

Más información|  ‘La Noche de los Transistores’, 30 años después, 30 Aniversario de La Noche de los Transistores: la Radio el 23 F (Audio)

Imágenes | Fotografía del Museo del Comercio de Salamanca,  Rafael Luis Díaz

RELACIONADOS