Economía y Empresa 


1,2,3… Midiendo el talento de España.

En este mundo cada vez más competitivo, el talento se ha convertido en la clave para resaltar entre la multitud. Rara será la oferta de empleo que no incluya este elemento entre las características del perfil buscado.

¿Y qué es talento? La RAE lo define como la capacidad de entender (inteligencia), o la capacidad para desempeñar algo (aptitud). Con esta definición queda patente que el talento se asocia primordialmente a las personas. No obstante, y dada la tendencia a cuantificar términos tan subjetivos como el aquí presente, ya existen estudios que son capaces de medir el talento de países.

El Índice de Competitividad del Talento Global –o GTCI, Global Talent Competitiveness Index– es una prueba de ello. Elaborado conjuntamente por Adecco (líder mundial en la gestión de Recursos Humanos), la escuela de negocios Insead y el Human Capital Leadership Institute, este índice es capaz de ponderar el talento de un país, estableciendo una jerarquía en función a ciertos factores.

Sin título

Midiendo el talento

En concreto, el tercer GTCI, publicado el pasado mes de enero en Davos (Suiza) analiza el talento de 109 países, cifra significativa al representar el 87,4% de la población mundial y el 97% del PIB del planeta.

La pregunta que puede surgir ahora es: ¿Pero cómo es posible cuantificar el talento de todo un país?

Indudablemente – e hilando de nuevo con el ámbito personal- un país es talentoso en función de la capacidad de atracción y retención del talento. Éste, a su vez, se mueve principalmente por la educación, la sanidad y la flexibilidad laboral que impere en una región, según señala Alain Dehaze, CEO del Grupo Adecco.

El top del ranking

El innovador estudio, tras ponderar una serie de elementos en un escala de 100 puntos, reconoce el talento de Europa, que triunfa entre los 10 primeros del ranking, siendo Suiza una vez más la ganadora. Los “infiltrados” no europeos son Singapur, Estados Unidos y Canadá, ocupando la segunda, cuarta y novena posición, respectivamente.

El talento de España

Tranquilidad, España progresa adecuadamente. Su valoración de 52, 51 puntos (a simple vista, un exiguo aprobado) le sitúa en el puesto número 36 del ranking, a escasos 5 puntos de alcanzar la nota media.

patriot-1019885_1920

España se sitúa a 5 puntos de la nota media

A pesar de estar en concordancia con otros países calificados por el Banco Mundial como de renta elevada, asombra que naciones como Lituania (35), Chile (34), Portugal (33), Chipre (32) y Hungría (31) conquisten puestos superiores. Menos sorprendente es que Reino Unido, Alemania, Irlanda o Francia también adelantan a la nación ibérica.

Conocer la posición es cuanto menos útil en términos meramente comparativos, si bien para un análisis completo resulta conveniente dar un paso más y escudriñar los elementos en los que España sobresale o necesita mejorar.

¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles?

Como es de esperar, España sigue siendo líder en higiene y saneamiento, gracias a la facilidad de acceso a las instalaciones sanitarias y a la densidad de médicos. También se sitúa en el top ten en cuestiones medioambientales y en la calidad de sus escuelas de negocio.

Por contra, alcanza los peores resultados en ámbitos como la fiscalidad  (ocupando el puesto 96 entre las economías más atractivas en este aspecto), la facilidad para contratar (puesto 95), la coyuntura empresarial y la fuga de cerebros.

En resumen, excelente formación del talento y escasa capacidad de retención del mismo.

8113080080_61d6036fa9_z

En España se escapa el talento generado

Una vez más, estos datos respaldan el famoso y merecido “en España se vive muy bien”. Sin embargo, es hora de plantearse que la calidad de vida resulta insuficiente si no viene acompañada de otros estímulos para los trabajadores.

Conocidas las valoraciones, ¿Logrará España limar los fallos y hacerse un hueco en el top ten de la cuarta entrega del Índice? La respuesta estará en Enero de 2017.

Vía| Expansión

Más información| Adecco

Imagen| Talento, El talento español, El talento se escapa

 

 

 

RELACIONADOS