QAH Viajeros 


100 años del descubrimiento de Machu Picchu

Este mes de julio se ha cumplido el centenario del descubrimiento de la ciudad sagrada de los incas, Machu Picchu. En 1911, el arqueólogo estadounidense Hiram Bingham, apoyado por una expedición de la Universidad de Yale, se encontraba en Perú buscando la ciudad de Vilcabamba, último refugio de los incas en la resistencia contra los colonizadores españoles. Como en tantos otros descubrimientos arqueológicos, fue la casualidad quién le hizo encontrar uno de los conjuntos monumentales más imponentes del mundo, el cual había permanecido durante siglos oculto por la inmensa selva del valle de Urabamba, en las inmediaciones de Cuzco.

La palabra Machu Picchu hace referencia a la geografía en la que se encuentra y, etimológicamente, proviene del quechua: Machu significaba anciano y Pikhu, montaña. Machu Picchu era un santuario oculto, una ciudad que desempeño una importante función ritual en el culto del sol, practicado por las poblaciones incas asentadas en la región entre los siglos XI y XVI. Su origen se remonta a 1440, año en que la zona fue conquistada por Pachacútec, primer emperador inca (1438-1470). La montaña anciana debió impresionar tanto al monarca, que mandó edificar un complejo urbano con construcciones de lujo civiles y religiosas. Se cree que Machu Picchu llego a tener una población móvil de entre trescientos a mil habitantes.

Machu Picchu se encuentra a 2400 kilómetros sobre el nivel del mar. El área edificada es de 530 metros de largo por 200 de ancho e incluye al menos 172 recintos. Se divide en dos grandes zonas, la agrícola y la urbana, construidas en el estilo clásico Inca con muros de piedra labrada. La primera de ellas está formada por terrazas de cultivo, mientras que en la segunda se encuentran los edificios donde se desarrollaban las actividades civiles y religiosas. Sus edificios principales son los de Intihuatana, el Templo del Sol y el Templo de las tres Ventanas. La Piedra de Intihuatana es una de las muchas piedras ceremoniales encontradas en América del Sur y los investigadores creen que fue construida como un reloj astronómico o calendario.

Quizás la manera más emblemática de acceder a Machu Picchu sea a través del Camino del Inca, descubierto cuatro años más tarde por el propio Bingham.  Su recorrido de 400 kilometros (unos tres o cuatro días de viaje) encierra cuatrocientos años de historia y un escenario natural de belleza incomparable. Algunos historiadores afirman que esta era la única vía de acceso al conjunto arquitectónico.

Curiosidades

· Hiram Binghan se llevó consigo unas cinco mil piezas arqueológicas para la Universidad de Yale tras el descubrimiento. Aunque largamente reclamadas por el gobierno peruano, estas no han sido devueltas hasta este año con motivo del centenario de su descubrimiento.

· Machu Picchu recibió por primera vez atención mundial, cuándo la revista National Geographic Society dedicó todo su tiraje de abril de 1913 a la ciudad recién descubierta.

· El lugar fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1983 por sus valores culturales y naturales. En julio de 2007, Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas maravillas del mundo en la celebración que tuvo lugar en Lisboa.

Vía| Unesco

RELACIONADOS