Historia 


La guerra más larga de la Historia de España, 172 años

 

España ha participado en muchas y sangrientas guerras a lo largo de toda su historia, contra grandes y pequeños. Sin embargo, la más larga de todas es la que no causó ningún muerto, al menos, en sus últimos 171 años.

Todo comenzó con el tratado de amistad de España con la Francia Napoleónica a finales del siglo XVIII. Francia, planeando, entre otras cosas, una invasión a Suecia, pidió a España ayuda para la contienda. El gobierno de Carlos IV envió en 1807 a 13.355 hombres, 3088 caballos, 25 cañones, 116 mujeres, 69 niños y 49 criados a Dinamarca, liderados por el Marqués de La Romana, para contribuir a la gloria de las campañas napoleónicas. Lo que no sabían los españoles era que Napoleón tenía sus propios planes con la península ibérica.

El Marqués de La Romana, obligado en Dinamarca a jurar lealtad a José Bonaparte

El Marqués de La Romana, obligado en Dinamarca a jurar lealtad a José Bonaparte

Y así fue como en 1808 los franceses traicionaron a Carlos IV y a su hijo Fernando, y entraron en el país con un fin bien distinto a la guerra con Portugal, el de quedarse con toda la península.

Ante estos hechos, en nombre del monarca recluido en Bayona, la Junta Suprema reunida en Sevilla aprueba un Real Decreto el 18 de septiembre de 1809, por el cual, por la conducta de Dinamarca ante las tropas españolas allí guarecidas, rompe todas las relaciones con dicho país.

Pero el ayuntamiento de Huéscar va un paso más allá y en la sesión plenaria del 11 de noviembre del mismo año, aprueba la declaración de guerra a Dinamarca.

De las tropas españolas en Dinamarca una gran parte regresó a combatir al francés gracias a la Royal Navy, otra parte se quedó como prisioneros.

Liados en España como estaban con la Guerra de Independencia, nadie recordó este pequeño incidente y Huéscar no fue invitada a los tratados de paz posteriores. Por consiguiente, la ciudad continuó en estado de guerra, aun sin saberlo.

Y así quedó todo hasta principios de los años 80, en los que un investigador granadino, Vicente González Barberán, descubrió las actas del ayuntamiento del siglo anterior y desveló el hecho a una revista local, noticia que a su vez fue recogida por el periódico de Granada: Ideal. EFE decidió transmitir la noticia y llegó a parar a manos del corresponsal de la televisión pública danesa en Madrid Jorge Jensen, que, a falta de nada mejor que transmitir, emitió la noticia en el telediario.

Entrega de obsequios entre las autoridades de Huéscar y la comitiva danesa

Entrega de obsequios entre las autoridades de Huéscar y la comitiva danesa

La noticia fue una verdadera bomba en Dinamarca, convirtiéndose en viral y tópica del momento en el lejano país. Para todos los daneses era una sorpresa el hecho de haber estado en guerra 172 años con un pueblo de Granada.

A mediados de 1981, visto que la noticia había llegado a todos los bares de Copenhague y de toda Dinamarca, el pleno del ayuntamiento de Huéscar,decidió comenzar con las negociaciones de paz con el país escandinavo. A su vez, el rey danés y el parlamento, dieron poderes al embajador danés en Madrid para negociar las condiciones de paz con el municipio.

Día de celebraciones.

Día de celebraciones.

Así, en noviembre de 1981, Huéscar y Dinamarca firmaron el fin de las hostilidades, dando fin a la guerra pendiente. El día del tratado de paz fue toda una fiesta y diez mil personas acudieron al evento, entre ellos cientos de daneses, de los que sobresalían muchos vestidos de vikingos con inscripciones de “Dansk Spansk Samvirke, “Amistad hispano danesa”. La “Fiesta de la Amistad” colocó al pueblo granadino en el centro de atención y Huéscar se engalanó y se llenó de banderas danesas con el lema: Afortunadamente, siempre habrá una paz que declarar, una copa con que brindar y unos amigos a quienes abrazar. Incluso unos vecinos colocaron carteles en los que se leía: Atención daneses, entran en territorio enemigo. Si siguen adelante, aténganse a las consecuencias.

Pleno del ayuntamiento el 11 de noviembre de 1981, día de la paz

Pleno del ayuntamiento el 11 de noviembre de 1981, día de la paz

La sala del ayuntamiento se llenó de aplausos al firmarse la paz y el embajador danés, Mogens Wandel-Petersen, ante las cámaras y ante José Pablo Serrano, alcalde de la localidad, reveló que al conocer la noticia puso a todos sus espías a trabajar y que suspiró de alivio al enterarse de que las tropas de Huéscar, aparentemente, no iban a ser movilizadas a corto plazo.

Actualmente Huéscar está hermanada con la ciudad danesa de Kolding.

Noticia en La Vanguardia:

Noticia en La Vanguardia del suceso

Noticia en La Vanguardia del suceso

 

 

Vía| El País; Agarrando Maletas; Spanien

Imágenes| Marqués de la Romana; Entrega Obsequios; Celebraciones; Pleno Ayuntamiento; Noticia La Vanguardia

En QAH| ¿Cuál ha sido la invasión más corta de la Historia?

 

 

 

 

 

RELACIONADOS