Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué son las opciones financieras? (I): Introducción

Vivimos en un entorno familiarizado con las “opciones de compra y venta”. Es habitual, por ejemplo, leer en prensa deportiva sobre una opción de compra de un equipo profesional sobre un jugador o una opción de venta derivada de alguna transacción entre clubes. Asimismo, existen contratos de alquiler de inmuebles con opción de compra u opciones de ventas de acciones…

Pero, ¿conocemos realmente qué es una opción?, ¿cuál es el origen de todo esto?, ¿es un mecanismo costoso?, ¿tiene riesgos?…muchas son los interrogantes que las rodean y voy a exponer una serie de respuestas que puedan ser de utilidad para el lector.

En primer lugar, al hablar de “opción”, debemos tener en cuenta que se trata de un contrato, mediante el cual se adquiere un derecho de comprar o vender un activo predeterminado en una fecha preestablecida y a un precio prefijado.

La opción de compra es denominada “Call” y la de venta “Put”. Al precio prefijado lo conocemos por “Precio de Ejercicio” o “Strike Price”.

El comprador de dicha opción (call o put) adquiere un derecho a comprar o vender el activo mediante el pago de una prima. Tras adquirir el derecho, al llegar la fecha de vencimiento de la opción hay tres alternativas para el comprador según lo que dicte el mercado en dicho momento:

  • Ejercer la opción.
  • Dejar expirar el derecho.
  • Deshacer posición.

Por otro lado, el vendedor de la opción, al recibir la prima, adquiere una obligación, que será la de atender la decisión del comprador, si bien puede deshacer posición y traspasar dicha obligación.

En definitiva, el comprador de una opción de compra (call), tiene derecho a comprar el activo en condiciones ya mencionadas anteriormente (fecha establecida, precio prefijado…) a cambio del pago de una prima. Dicha prima, es recibida por el vendedor de la opción de compra, que adquiere a cambio una obligación (vender el activo si el comprador quiere en la fecha de vencimiento).

Pasando a valorar las opciones de venta (put), el comprador adquiere un derecho a vender un activo (con las mismas características que en la anterior operación) a cambio del pago de una prima, quedando el vendedor obligado a comprarlo en caso de ejecutarse la opción.

A continuación, vamos a ver un ejemplo desde el punto de vista del comprador de la opción de compra. En próximos artículos iremos viendo estas operaciones desde el punto de visto de vendedores y comprador de put, pero para facilitar la comprensión al lector vamos a centrarnos en la compra de una call.

Partiendo de la siguiente gráfica:

Ejemplo:

Francisco Pérez es un empresario y piensa que uno de los activos principales para el funcionamiento de su negocio puede encarecerse en el mercado en el futuro, pero no tiene certeza de que vaya a ocurrir con total seguridad. ¿Qué debe hacer para cubrir esta posible situacion? Para ello, adquiere opción de compra sobre dicho bien.

El señor Pérez, adquiere una opción de compra sobre un activo, con un precio de ejercicio de 100€ y con vencimiento en una fecha “x”. A cambio, paga una prima de 3€ al vendedor de la opción.

Al llegar esa fecha de vencimiento, supongamos que el precio de mercado está por debajo de 100€. En este caso, al señor Pérez no le interesaría ejecutar la opción, pues estaría comprando un activo por 100€ cuando su valor en el mercado es inferior. Es decir, dejaría expirar la opción y pasaría a adquirir el activo subyacente en el mercado. EN ESTE CASO, PERDERÍA 3€ POR LA PRIMA DESEMBOLSADA INICIALMENTE. (Out of the money)

En cambio, supongamos que activo cotiza en el mercado a 100€. Entonces, daría igual ejecutar o no la opción, ya que está pagando por su valor de mercado y daría igual dónde adquiere el activo (la pérdida volvería a ser la prima). (At the money)

Si el precio de mercado se sitúa entre 100 y 103, estaría adquiriendo el activo a un precio inferior al de mercado, pero obtendría pérdidas, pues ha pagado una prima de 3€ previamente por ese derecho, por lo que reduciría esa pérdida al recuperar parte de la prima desembolsada, pero no obtendría beneficios (ver gráfica). (In the money)

Imaginemos ahora que el precio de mercado se sitúa en 103€, estaríamos en el “Break Even”, ya que pagó en total 100€ por el activo y 3€ por la prima, luego el beneficio sería de cero y empataría. Por tanto, a partir de 103€ como precio de mercado, el señor Pérez obtendrá beneficios derivados de la opción. (In the money)

En conclusión, el señor Pérez se enfrenta a una situación de pérdida limitada (prima desembolsada) y beneficios ilimitados (cotización del activo por encima del Precio de Ejercicio).

Con esta operación, el señor Pérez ha conseguido lo que quería, una posición de cobertura sobre un activo, con un riesgo bajo ante el pensamiento de que el precio de mercado del activo pueda subir, pero sin la certeza absoluta de que suceda (de existir la certeza optaría por un futuro, como veremos en próximos artículos), garantizando así sus necesidades.

Imagen| 1.bp.blogspot

RELACIONADOS