Cultura y Sociedad, Historia 


¿Qué régimen fue el primero en usar gas para asesinar a población civil?

Para la mayoría de las personas el empleo de gas para exterminar a determinados sectores de la  población fue obra exclusiva de los nazis y su Solución Final para la Cuestión Judía, viniéndonos a la cabeza imagines de los campos de muerte como Auschwitz, Treblinka o Sobibor. Pero, como en otras ocasiones, la creencia popular no concuerda con la realidad histórica.

El primer uso del gas lo vemos durante la 1º Guerra Mundial, en el frente occidental. La primera constancia histórica la tenemos en la segunda batalla de Ypres, del 22 de abril al 25 de mayo de 1915. El gas que  utilizaron las fuerzas alemanas fue el clorhídrico asfixiante, pero el resultado del ataque fue muy limitado debido a que este gas, para ser letal, tiene que concentrarse en grandes cantidades. Por otro lado es muy fácil detectarlo debido al color verdoso de la nube tóxica.

Durante la Gran Guerra el desarrollo del gas como arma fue importante, aunque nunca llegó a ser un instrumento decisivo en las grandes batallas de la guerra. Su efecto era más bien psicológico, produciendo numerosos episodios de pánico e histeria en las trincheras.

Finalmente en los años 20 del siglo pasado, las grandes potencias participantes en la 1º Guerra Mundial firmaron una serie de protocolos que reducían la cantidad de ese armamento, así como evitar su empleo en futuros conflictos. Debido a estos acuerdos la utilización del gas durante la 2º Guerra Mundial con fines militares fue prácticamente nula. Pero su uso en la población civil seria uno de los rasgos identificativos de esta nueva guerra mundial.

La primera vez que se tiene constancia del uso de gas para asesinar a una  población fue el 12 de junio de 1921, en los bosques de Tambov a 480 kilómetros al sudeste de Moscú. El responsable moral fue Lenin que ordenó al comandante Tujachevsky  rociar de gas la región boscosa de Tambov para eliminar la resistencia rebelde  que se ocultaba en los bosques de la zona.

El contexto histórico en el que se desarrolla este hecho es en el de la Guerra Civil Rusa (1917-1923). Este ataque tóxico a Tambov se debe a que la zona era un foco rebelde importante contra el poder bolchevique, al que consideraban otra forma de explotación forzosa, igual o peor a la ejercida por los zares poco tiempo atrás. Hay que mencionar también la escasa fuerza que ejercía la ideología bolchevique en el campesinado rural ruso, más cercano a otros partidos revolucionarios campesinos, distintos del partido comunista de Lenin, que se apoya en la clase obrera industrial, que todavía era minoritaria en el proletariado ruso de la época.

Lo que finalmente “obligó” a realizar el ataque fue la concentración masiva de la población civil que huía de la represión bolchevique. El ataque de gas fue un éxito aunque la resistencia en la zona siguió existiendo hasta casi un año después, a pesar de la enorme concentración militar comunista, llegando a ocupar esa zona casi 500.000 soldados bolcheviques.

Como conclusión decir que el uso de gas para exterminar sectores enteros de población civil fue una de las señas de identidad del régimen nazi, pero como en otros muchos aspectos, el  estado soviético se adelantó algunos años al gobierno de Hitler. Como ejemplo se puede citar los fusilamientos en masa o la creación de campos de concentración para los opositores al régimen. Por otro lado hay que destacar la influencia comunista en temas políticos fundamentales para  la creación del partido nazi, como la  necesidad de una figura carismática, un símbolo, una bandera y un color propio, entre otras cosas.

 

Vía| Conoceréis la Verdad

Más Información| Vidal Manzanares, César; Nuevos Enigmas Históricos al Descubierto; Editorial Planeta, Barcelona; 2005; paginas 189-196

Imagen| Conoceréis la Verdad

RELACIONADOS