Cultura y Sociedad 


¿Qué pasa realmente en Somalia? (I)

 

Mucho se habla últimamente de Somalia, pero ¿qué pasa realmente allí? Estas son algunas claves para entender la situación actual:

Este país, antigua colonia anglo-franco-italiana, independiente desde 1960 lleva sumido en una guerra civil y en continuos conflictos internos desde 1990. Debido a la guerra y a una hambruna similar a la actual, con un balance de 300.000 niños muertos y 1´5 millones de desplazados, la ONU, bajo presión de Estados Unidos, aprobó a fines de 1992 el envío de un contingente armado de 28.000 efectivos con el pretexto de restablecer el flujo del suministro de alimentos y reimpulsar el proceso de desarme de las facciones en lucha (ver película Black Hawk derribado). Los continuos enfrentamientos con entre las tropas de la ONU y las milicias locales llevaron a la retirada grueso del contingente internacional, quedando una fuerza de 1800 infantes de marina de EEUU.

Somali TFG troops receive payment

Actualmente Somalia constituye un “Estado Fallido” en donde el Gobierno Federal de Transición (TFG), único Gobierno internacionalmente reconocido desde 2004, tiene escaso o nulo control sobre la mayoría del territorio.  

Esta situación de da porque son muchos los intereses políticos y económicos que existen en la zona: Es un enclave privilegiado para controlar tráfico de buques por el Golfo de Adén. Con 3200 km de costa, cuenta con algunos de los mejores caladeros de pesca del mundo para especies como el atún. Los abundantes recursos minerales de uranio, cobre, yeso, mármol y manganeso con los que cuenta el país están aún sin explotar.

Al igual que en otros países africanos, la población se distribuye en clanes, donde el sentimiento de pertenencia es tal que se suelen dar enfrentamientos violentos entre estos, siendo los más importantes:

  • El clan hawiye: el más numeroso; se concentra en el centro y sur del país. Predominante en Mogadiscio. (25% de la población.)
  • El clan Darod: se reparte entre el sur y el noreste (la Puntlandia actual). Con una presencia destacable en estados vecinos como Kenia o Etiopía. (20% de la población.)
  • El clan Ishaq: mayoritario en la zona norte sobre todo en lo que hoy constituye Somaliland.
  • El clan Rahanwein y el clan Digil: se distribuyen por las zonas agrícolas del centro y el sur. (17% y 3% de la población, respectivamente.)
  •  El clan Dir: Tiene una presencia notable en el norte y en Yibuti, donde más de la mitad de la población pertenece al grupo étnico somalí. (7% de la población.)
  • distribución geográfica de los clanes

Por otra parte existen dos regiones autónomas en Somalia; Puntland y Somaliland, que son una fuente constante de conflictos internos. Somaliland reclama el reconocimiento de su independencia por parte de la Comunidad Internacional y Puntland reclama exclusivamente su autogobierno sin dejar de formar parte del país somalí.

El denominado “Transitional Federal Government” (TFG) se ha mostrado débil, e incapaz de restablecer la paz, la autoridad y la estabilidad en Somalia. Este vacío de poder fue aprovechado por la Unión de Cortes Islámicas (UCI)  que, en junio de 2006, ya controlaba Mogadiscio (capital de Somalia) y la práctica totalidad del sur del país. A finales de 2006, la UCI extendía su área de influencia a los territorios adyacentes del norte de Kenia y el sur de la región autónoma de Puntland (noreste de Somalia). Como respuesta a esta situación, y ante el temor de un expansionismo islámico dentro su territorio, el Gobierno de Etiopía inició, a finales de 2006, una ofensiva militar contra la UCI, en apoyo del TFG. En poco más de una semana las “Ethiopian National Defence Forces” (ENDF) tomaron el control de Mogadiscio y expulsaron a los elementos de la UCI. Sin embargo, la capacidad operativa de la UCI, incluyendo las milicias Al-Shabaab quedaron intactas. Por ello, la situación de seguridad en Somalia ha continuado siendo inestable. Las milicias “Al Shabaab” iniciaron, poco después de la entrada de las tropas etíopes, acciones armadas contra las fuerzas de la coalición del TFG/ENDF con gran incidencia sobre la población civil recuperando paulatinamente el control de las regiones más meridionales del país.

Como consecuencia del aumento de la violencia, la situación humanitaria continua agravándose, en especial en la capital del país, Mogadiscio, donde la población civil no está siendo discriminada de los combates entre los contendientes. Por otra parte, las organizaciones humanitarias continúan siendo objetivo prioritario por parte de los insurgentes y grupos de bandidos a lo largo del país.

El conflicto, la inestabilidad, la inexistencia de unas fuerzas navales nacionales y la presencia de señores de la guerra provocan la actuación de la piratería en las costas de Somalia

Vía| Manual de área de Somalia y Yibuti. Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Más información| State.gov

En QAH| Conflictos olvidados del mundo, ¿Qué pasa realmente en Somalia? (II)

Imagen| Poderio militar

RELACIONADOS