Cultura y Sociedad 


¿Qué es una estrategia de Perfil Bajo?

En comunicación política, se denomina de bajo perfil al conjunto de estrategias basadas en limitar las acciones y, más concretamente, en restringir la agenda mediática de determinados elementos, ya sean partidos, candidatos o instituciones.

Tiene sentido, aunque validez discutible, dentro de diferentes escenarios de los que podemos concretar dos.

En una situación y contexto de crisis, muchas instituciones optan por el silencio como estrategia de comunicación. Es, desde luego, una vieja opción. Ya Joseph Antoine Toussaint Dinouart hablaba de ella en su famoso tratado “El Arte de Callar”, publicado en 1771. Estudios más actuales, desde la comunicación empresarial, hablan de lo negativo que para una entidad puede resultar optar por no decir nada ante determinados hechos que puedan hacer variar sensiblemente un determinado escenario, para bien o, sobre todo, para mal. José Ramón Moratalla cita a Leslie Perlow y Stephanie Williams y su articulo “¿Está acabando el silencio con su empresa?“, publicado en Harvard Business Review, número de Julio/Agosto 2003 donde critica el silencio como uno de los métodos más ineficientes e improductivos en la vida de las organizaciones.

El Silencio

¿Qué es una estrategia de Perfil Bajo?

Por otro lado, en un contexto de campaña electoral, y, sobre todo, en los momentos previos a la misma, cuando desde un equipo se entiende que los resultados pueden ser inequívocamente favorables para su candidato por la mala aceptación pública del oponente. Esto requiere un análisis de las estrategias del contrario, y es arriesgado porque la primera consecuencia es la limitación de la imagen de liderazgo que tu candidato puede denotar.

Otro riesgo es que, una vez ganada la batalla, el equipo de comunicación no varíe sus estrategias o, simplemente, se haya dormido en los laureles inconscientemente debido al éxito de su perfil bajo y crea conveniente estirar dichos métodos. Puede tener lógica, como decíamos, si la gestión llevada a cabo por un equipo de gobierno entiende necesarias un paquete de medidas abiertamente impopulares desde un análisis de la opinión pública. Limitar la cobertura mediática de un líder ayudaría, en primera instancia, a reducir un desgate de su imagen.

Sin embargo, y volviendo a José Ramón Moratalla, y a sus estudios de comunicación interna, podríamos decir que en los ciudadanos puede producirse una suerte de síndrome de abstinencia informativo, que los medios no dudarán en saciar. Cualquier estudio de comunicación política podría decir que quien maneja la agenda lo maneja todo y, es precisamente porque el silencio impide marcar tu propio ritmo de titulares, por lo que es fácil inferir que una estrategia de perfil bajo no puede tener una dilatada continuidad en un determinado espacio de tiempo.

 

Más Información|La gestión del silencio en la comunicación […] José Ramón Moratalla 

Imagen| Carles Campomar

En QAH|Crisis en Redes Sociales. 7 claves para salir airoso

RELACIONADOS