ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Qué es la publicidad desleal? ¿Y la publicidad engañosa?

Todos hemos escuchado alguna vez el término de publicidad desleal, pero, ¿de qué se trata realmente?.
Pues bien, la publicidad desleal es aquella que, debido tanto a su contenido como a su forma de difusión y/o presentación, provoca una denigración o menosprecio tanto directo como indirecto de una persona, empresa, o de sus productos y actividades. Pero esta es una definición simple y breve, cuyo propósito es ayudar a entender la esencia del concepto. Profundicemos más acerca de esta definición, pero hagámoslo a través de ejemplos que nos permitan visualizar de una manera mucho más clara y sencilla el resultado de esta publicidad desleal.

Quién no habrá visto alguna vez el tan conocido anuncio de Don Simon, en el que compara su néctar de frutas con el de Simon Life, o con Granini, y habrá pensado que cómo es posible que en un mismo anuncio se comparen marcas de tal manera.

Pues bien, a modo de aclaración para todos aquellos que hayan podido pensar que se trataba de un anuncio totalmente desleal, es preciso mencionar que, todos aquellos anuncios que veamos, en los que se comparen productos o servicios de diferentes empresas de una manera totalmente clara, la empresa responsable de la emisión de tal anuncio publicitario, estará actuando de una manera totalmente correcta y sin atentar contra la imagen de la empresa con la que, por consiguiente se compara, siempre y cuando los datos que se proporcionen en la información publicitaria sean totalmente ciertos y demostrables. En España, la publicidad comparativa es legal siempre y cuando se cumplan algunas normas como respetar la objetividad, comparar productos que satisfagan el mismo tipo de necesidad y no denigrar ni dar lugar a confusión.

El ejemplo explicado anteriormente, se trataría por tanto de un caso de publicidad que muchos podrían haber considerado como desleal, pero como ya se ha explicado anteriormente, no lo es.

Veamos a continuación un ejemplo totalmente contrario, es decir, totalmente desleal. En Estados Unidos, se emitió un polémico anuncio de Pepsi, en el que, un niño se aproxima a una máquina de refrescos, introduce una moneda, saca una lata de Coca-Cola, vuelve a introducir otra moneda, y vuelve a sacar otra lata de Coca-Cola, y utiliza estas dos latas para apoyar sus pies y poder llegar a sacar una lata de Pepsi.


Ante este caso, nos estaríamos encontrando claramente ante un anuncio desleal, debido a que está menospreciando, para algunos, de una manera directa o indirecta, a Coca-Cola, su competencia.

Otro polémico anuncio, el cual fue censurado, de Dolce&Gabanna. Veamos la imagen:

En este caso, el motivo de censura fue que se considerara que la fotografía indujera a la violencia sexista, y que podía dar a entender que fuera admisible la utilización de la fuerza como un medio de imponerse ante las mujeres. Nos encontraríamos, definitivamente, ante un anuncio publicitario que estaría menospreciando al género femenino.

Por último, finalizaremos este artículo hablando de la publicidad engañosa a la que nos vemos sometidos en numerosas ocasiones (más de las que pensamos) por parte de los engaños que un sin fin de empresas incluyen en su publicidad.

 

En muchísimas ocasiones nos hemos sentido engañados y estafados, al contratar un servicio o comprar un producto, y recibir algo totalmente diferente a lo que esperábamos, o totalmente diferente a como se mostraba en la publicidad. Veámoslo con algunos ejemplos:

Pero, ¿qué hacer ante estas injusticias? Es muy importante saber que, como consumidores, no solo tenemos el derecho de recibir una información totalmente cierta y transparente, si no que además, debemos denunciar estas injusticias. Para ello contamos con distintas herramientas de las que podemos hacer uso libremente siempre y cuando observemos publicidad desleal. Existen organizaciones de defensa de la competencia y del consumidor, en las que podemos realizar nuestras denuncias y quejas hacia este tipo de  publicidad, encontramos por ejemplo: FACUA  o la OCU.

 

Más información| EUMED,INFOCONSUMO

Imagen| SEVENDENILUSIONES, TRENDENCIAS, SERCURIOSO

En QAH| Caso del Honda Accord, Publicidad ilícita.





CONOCE AL REDACTOR

Manuela González Lombardo

Manuela González Lombardo
Estudiante de Marketing e Investigación de Mercados en la Universidad de Sevilla. Interés en el Marketing Internacional. Ver perfil completo

dontknow

Acceder |