Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el relajamiento monetario?

Por relajamiento monetario se entiende una medida de política monetaria no convencional consistente en la compra de activos por parte del Banco Central para crear un exceso de reservas en el sistema bancario. Ya que los excesos de reservas no generan interés alguno, los bancos estarían inducidos a realizar préstamos para obtener más rentabilidad por esos recursos. Esto impulsaría el gasto, que a su vez estimularía el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

También se conoce como aquella política que expande el balance del Banco Central con la finalidad de aumentar el nivel del dinero legal, en particular del componente que controla el Banco Central, como son las reservas bancarias por encima de su nivel requerido para conducir los tipos de interés a niveles del 0%.

Cuando un Banco Central decide una relajación monetaria puede querer alcanzar uno de los siguientes objetivos:

  • aumentar la liquidez de los bancos comerciales para  estimular la oferta de crédito.
  • incrementar las expectativas de inflación a largo plazo, lo  que produce una caída de los tipos de interés reales, que son los significativos para las decisiones de inversión, así como previene el riesgo de deflación.
  • conducir a la bajo los tipos de interés a largo plazo y por tanto aliviar las tensiones que se producen sobre la deuda.
  • propiciar un incremento de los precios de otros activos ( casas, acciones…) : la liquidez creada se utiliza para aumentar la demanda de esos activos, creando un efecto de riqueza positivo.

El relajamiento monetario se transmite a través de dos canales. El primero se basa en el supuesto de que el dinero y los activos financieros son sustitutos perfectos ( supuesto bastante realista dada la situación actual del mercado). Al saturar las carteras de los agentes con dinero, los Bancos Centrales quieren provocarles para que compren activos financieros y así provocar un descenso de los tipos de interés.

El segundo canal se le denomina canal de señalización, consistente  en proporcionar credibilidad al compromiso de los bancos centrales de mantener los tipos oficiales cercanos a 0%. Si no fuera así, y con el balance de los Bancos Centrales hinchados con bonos públicos de vencimiento a medio y largo plazo, significaría que están asumiendo un riesgo importante de pérdidas de capital.

La efectividad de esta relajación monetaria ha sido criticada desde un punto de vista teórico por Keynes (1936) y Hicks (1937) cuando introdujeron el concepto de “la trampa de la liquidez”. La idea inicial es que si los tipos son muy bajos, los agentes económicos prefieren tener dinero en lugar de activos financieros ya que esperan una subida de tipos y por tanto un descenso del precio de los mismos. Por tanto si los agentes tienen dinero en vez de activos financieros emitidos por las empresas, el exceso de ahorro sobre la inversión no es absorbido y la economía no puede salir de la recesión.

Vía| Política Monetaria No Convencional– Prof. Joaquín Zamorano Valiña

En QAH| Políticas monetarias y los problemas de europa (I), Aprender con la crisis: flujos de capital,  ¿Qué es el mercado de repos?

Imagen| Google

 

RELACIONADOS