Economía y Empresa, Marketing 


¿Qué es el neuromárketing? (I)

El neuromárketing es una disciplina basada en la aplicación de las técnicas de investigación de las neurociencias a la investigación de márketing tradicional. Pretende estudiar los efectos que la publicidad y otras acciones de comunicación tienen en el cerebro humano para poder predecir la conducta del consumidor.

A través de técnicas de medición de la actividad cerebral se leen las respuestas de los entrevistados a distintos estímulos como por ejemplo anuncios publicitarios. Las neurociencias permiten, de esta manera, medir los niveles de atención  que las personas objeto de estudio están prestando a un anuncio, de modo que los publicistas podrán modificar sus secuencias  (añadiendo o eliminando según convenga) logrando así maximizar la eficacia y eficiencia de sus campañas publicitarias.

Numerosos estudios han corroborado los resultados de esta práctica comparándolos con los obtenidos mediante el uso de técnicas de investigación convencionales. Sin embargo, se ha observado que cuando el objeto de la investigación es un tema sensible que puede provocar respuestas falsas, el neuromárketing consigue obtener respuestas neurofisiológicas de los entrevistados (evitando así que medie la verbalización o la expresión escrita). De esta manera se considera que el neuromárketing es la única metodología que consigue obtener respuestas fiables.

Se estima que el 85% de nuestras decisiones las tomamos de manera subconsciente y que sólo un 15% son decisiones realmente conscientes. Las técnicas neurocientíficas permiten obtener información sobre procesos mentales que no percibimos de manera consciente. Son herramientas realmente útiles ya que la mayoría de nuestras decisiones de compra están mediadas por estímulos subconscientes que ningún sujeto sería capaz de verbalizar en un estudio con técnicas convencionales.

¿Por qué neuromárketing?, ¿Por qué los métodos de investigación convencionales preguntan a los encuestados por qué han tomado sus decisiones? La mayor parte de las decisiones se toman a nivel emocional y se justifican racionalmente. El neuromárketing trata de buscar respuestas sobre lo que pasa en nuestro cerebro cuando se toman decisiones.

El neuromárketing ayuda a comprender la relación entre la mente y la conducta del destinatario, aspecto revolucionario del que se nutrirán los estudios mercadotécnicos. Consiste en indagar en las emociones del consumidor descubriendo así sus deseos para poder elegir algo. Sin embargo, existen detractores que no comparten esta idea, vinculando el neuromárketing con la manipulación y el control, temiendo que se pueda llegar a orientar las emociones personales hacia determinados productos del mercado.

Según Le Monde, se trata de una percepción subliminal capaz de invadir el cerebro de publicidad minuciosamente seleccionada sin que la persona pueda darse cuenta.

Sea como fuere, estamos ante una técnica que pretende superar las limitaciones de la investigación tradicional basada en sacar conclusiones únicamente a partir de lo que los entrevistados dicen que piensan, hacen o sienten. El neuromárketing consigue obtener resultados fiables aunque el sujeto intente ocultar sus intenciones. Es una herramineta muy poderosa que se está perfeccionando día tras día, logrando descifrar cuáles son las claves de la decisión de compra de los consumidores.

Vía| Neuromarketing, Neuroeconomía y Negocios, BRAIDOT, N.

Imagen|  Blog Marketando

RELACIONADOS