Economía y Empresa, Finanzas 


¿Qué es el mercado de Repos?

Las operaciones Repo (por su nombre en inglés Repurchase sale agreement), es una de las operaciones más utilizadas por bancos y otras grandes compañías para obtener liquidez en el corto plazo. Es el instrumento de mercado monetario más importante, y es fundamental para el correcto funcionamiento de los mercados de bonos, por ejemplo, en Estados Unidos las operaciones de repos alcanza los 10 trillones de dólares. La duración de un contrato de repos puede ser desde un día a varios meses. Las entidades financieras  los ofrecen a un día, a tres días, a una semana, a dos semanas, a un mes, dos meses, tres, seis y nueve meses.

La explicación de un Repo de una forma teórica es muy sencilla, si bien a la hora de la práctica conlleva algo más de complejidad. En una Repo una parte tiene títulos de deuda, que por lo general suelen ser bonos libres de riesgo, y  además necesita liquidez. La otra parte tiene exceso de liquidez ( “estar largo en cash“), y lo intercambiará por los bonos (con pacto firme de devolución) a cambio de un tipo de interés o “precio repo”. La lógica existente detrás de esta transacción es la misma que la de una hipoteca, es decir, que el que realiza el préstamo tenga la posibilidad de asegurar su posición ejecutando un activo. La razón de limitar el colateral a los bonos libre de riesgo, es la de mantener la estabilidad del valor que sirve como colateral. Por norma general se usan las Letras del Tesoro americano (T-bills) o el bono alemán a 10 años, cabe destacar que en la actualidad otros bonos soberanos ya no se usan como colateral en este tipo de operaciones debido al incremento del riesgo que han sufrido. Existen otras maneras de inmunizar (o asegurar) la operación: realizar la operación inversa con otra parte, establecer un haircut o comisión…

El mercado de repos admite principalmente 3 tipos de estrategias o posiciones que analizaremos acompañados de varios ejemplos:

Borrowing
Supongamos que el Banco Santander está largo en bonos y necesita  1 millón de euros de cash para financiar una operación, que tendrá lugar dentro de 4 días. Su contraparte será Goldman Sachs que tiene ese millón de euros, y que los entregará al Santander. El día d1, Santander entrega los bonos por valor de 1 millón de euros,y Goldman entregará el dinero. Pasado 4 días, Goldman devuelve los bonos y Santander devolverá el millón de euros más un interés.

En esta operación se presentan principalmente dos riesgos: el primero es un riesgo de crédito y/o liquidez, es decir, que pasado el plazo acordado el Santander no disponga de ese millón de euros, por lo que Goldman ejecutará el colateral. Junto con el colateral existe un riesgo implícito, que exista una variación en los tipos de interés (un aumento) lo que supondría una caída en el precio de los bonos.

Reverse Repo o “Lending”
Esta operación se caracteriza por seguir una estructura inversa a la anterior. Es decir, si lo analizamos desde la misma perspectiva que en el primer ejemplo, el banco Santander sería quien tiene una posición larga en efectivo y lo intercambiará por bonos. De este modo, conseguirá obtener una rentabilidad del dinero que de prestado.

Term Repo and liquidity
Esta tercera variable, supone una cambinación de las dos anteriores. La razón de su existencia es una mala previsión, un imprevisto o simplemente una estrategia para cubrir/deshacer una  reverse repo incial. Supongamos que el Banco Santander realiza una “reverse repo” igual que el ejemplo número dos, pero esta vez en vez de ser a 3 días es a un mes. Invierte un millón de euros y recibe a cambio bonos valorados en esa cantidad, sin embargo a mediados de mes le surge un imprevisto por la misma cantidad. Dado que no puede deshacer la operación, entrega los bonos por un periodo igual al número de días restantes hasta que se ejecute la reverse repo inicial, de modo que cuando haya pasado ese mes las posiciones ” se cruzan unas con otras” y el beneficio o pérdida vendrá por la diferencia entre el tipo de interés pagado y el tipo de interés recibido.

Existe una cuarta estrategia, pero debido a su complejidad y extensión la trataremos en una segunda publicación. Consiste en operar en el mercado de repos con posiciones cortas, es decir, apalancándose. Como conclusión decir, que el gran éxito de las repos durante los últimos años se ha debido principalmente a la facilidad con la que los bancos podían obtener liquidez en el corto plazo, incluso overnight (pagando 0%-1%), a cambio de usar títulos de deuda pública que les retribuían 2%-4%, e incluso durante los últimos años más.

En QAH | ¿Qué es el dinero?Activos Financieros: Rentabilidad vs Riesgo, Mercados de Renta Fija, ¿Qué es la titulización hipotecaria?

Imagen| ECB

RELACIONADOS