Tecnología y Social Media 


¿Para qué sirve el Salvapantallas? Monitores TRC

Quizá alguna vez nos hayamos preguntado cuál es exactamente la función de los salvapantallas. Pues bien, su función es la que su nombre indica, si bien fueron creados para salvar las pantallas de los monitores con tubo de rayos catódicos (TRC) y no las de los nuevos monitores con tecnologías más modernas (LED, LCD, plasma, etc).

Para explicar su función veremos primero cómo funciona un monitor de rayos catódicos.

Los monitores TRC , que reconoceréis por la imagen, se componen, a grandes rasgos, de:

  • Un cañón de electrones
  • Un par de bobinas que crean campos electromagnéticos, y
  • Una pantalla cubierta con una fina capa de elementos fosforescentes(materiales de fósforo)

Monitor TRC (Tubo Rayos Catódicos)

El cañón emite tres haces de electrones (un solo haz para monitores monocromáticos) cuya densidad, independientemente en cada uno, es controlada por una rejilla de control. Estos tres haces incidirán a la vez en cada uno de los píxeles que conforman la pantalla del monitor. Cada pixel está compuesto de tres materiales fosforescentes (separados entre sí en pequeñas celdas), que absorben la energía que reciben de los haces y la emiten luego en forma de luz monocroma. Concretamente emiten los tres colores primarios: rojo, verde y azul. Cada color ilumina de forma proporcional a la densidad de electrones que recibe del haz.

A cada haz de electrones se le asigna un material fosforescente, al que incidirá en cada pixel. Así, variando las densidades de los haces, se varía la intensidad con la que cada material fosforescente emite su color y, con la mezcla de los tres, se hace posible conseguir todo el rango de colores en cada píxel.

Poco a poco nos acercamos a la respuesta de nuestra pregunta…

Para crear la imagen completa en la pantalla, los tres haces de electrones se direccionan mediante campos electromagnéticos que crean las dos bobinas que los rodean. Una bobina se encarga del movimiento vertical y la otra del horizontal. Se realiza lo que se conoce como barrido de pantalla: se comienza excitando el primer pixel de la pantalla (pongamos, por ejemplo, el primero de la esquina superior izquierda) y se sigue, horizontalmente, excitando cada pixel. Posteriormente se pasará a la siguiente fila y así hasta llegar al último pixel de la esquina inferior derecha.

Funcionamiento básico del tubo de rayos catódicos

El problema de esta tecnología es que los materiales fosforescentes pueden llegar a quemarse si se incide sobre ellos con la misma densidad en los haces durante un tiempo prolongado. O lo que es lo mismo, pueden llegar a quemarse si están emitiendo una imagen estática durante largo tiempo, perdiendo brillo y disminuyendo la vida útil de la pantalla.

Mientras el usuario utiliza el monitor las imágenes se suceden, los materiales fosforescentes son excitados con intensidades diferentes y pueden “descansar” cuando la densidad que reciben en un instante es menor que la recibida en el instante anterior. Así, cuando dejamos el monitor encendido y sin utilizar, para que no haya una imagen estática, se activa el salvapantallas que produce un movimiento aleatorio que recorrerá todos los píxeles.

Hoy en día, con las nuevas tecnologías LED, LCD, Plasma etc., no existe este problema ya que sus principios de funcionamiento y materiales son distintos y el salvapantallas queda relegado a una función de mero adorno.

Vía| Ecured

Más información| Electrónica fácilFísica-teleco blogspot

Imagen| Desarrollo WebSMRTausteDudelol

En QAH| La fotoquímica en nuestro día a día

RELACIONADOS