Cultura y Sociedad 


¿Existe la sobrepoblación? (II) – Las consecuencias

Tener más de dos hijos, ¿es una conducta irresponsable? Paul R. Ehrilich, biólogo de población en la Universidad de Stanford y heredero del pensamiento de Malthus, afirma sin tapujos que sí, siguiendo la misma línea que cuando publicó en 1968 The Population Bomb.

A la pregunta de si hay demasiada gente en la Tierra, Ehrilich responde tajante: “Claro. Es fácilmente demostrable. No es ningún misterio. Vivimos en el capital, no en el interés. Y estamos agotando el suelo agrícola, el agua de los acuíferos, perdemos poblaciones de especies y la capacidad de la atmósfera para absorber gases de efecto invernadero está al límite”.

En esa línea se muestra, aunque sin llegar a ese extremo, la investigadora Rosamund McDougall, directora adjunta de la ONG Fondo para una Población Óptima (OPT, en inglés) advierte que:

 “Una población de más de 9.000 millones de personas tendría un impacto terrible sobre la Tierra, no sólo en la calidad de vida. La cantidad de emisión de gases de efecto invernadero haría imposible vivir en el planeta en 2050”.

Además de los efectos del cambio climático, los países menos desarrollados se enfrentan al hambre, la causa directa o indirecta de un 58% del total de muertes del mundo según un estudio de la ONU difundido en 2004. El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, en inglés) advirtió de que en 2050 habrá otros 25 millones de niños desnutridos en el mundo, que se añadirán a los 150 millones que sufren hambre en la actualidad. Los niveles de pobreza continuarán aumentando: entre 1981 y 2001, el número de personas que vivían con menos de un dólar al día en África Subsahariana se duplicó; y en los próximos 40 años, dos tercios de la población mundial vivirá en países en vías de desarrollo.

 El desafío no está sólo en la alimentación sino también en cómo organizar ciudades para darles cabida, porque unos 3.000 millones de personas en las próximas décadas abandonarán el campo para buscar un futuro supuestamente mejor en la ciudad. Y todo ello dentro del temor cada día más generalizado al cambio climático y a las catástrofes naturales que desencadena, desde horrendas sequías a salvajes inundaciones que se vuelven más frecuentes conforme la Tierra se calienta y aceleran la huida del campo a la ciudad.

Vía| El País
Más información| El País

En QAH| ¿Existe la sobrepoblación? (I) – El problema
Imagen| AP (vía El País)

 

RELACIONADOS