Economía y Empresa 


¿Cómo es el proceso de selección de JP Morgan Chase?

J.P. Morgan Chase es un conglomerado de servicios financieros y, en la actualidad, el mayor banco de Estados Unidos por activos y capitalización bursátil.

J.P. Morgan Chase es probablemente uno de los bancos con presencia global más completos de la industria financiera ya que abarca casi todos los servicios y soluciones para sus clientes desde banca retail que opera bajo la marca Chase y tiene una presencia especialmente relevante en Estados Unidos. Esta división aporta una gran estabilidad y enorme fortaleza al balance del banco. Se dice que la fortaleza de su banca retail ha sido una de las principales artífices de que J.P. Morgan Chase no se haya visto tan afectado por la crisis como alguno de sus competidores. Otras divisiones como Sales & Trading, Banca PrivadaAsset Management o la división de banca de inversión operan bajo la marca J.P. Morgan. En este post analizaremos cuales son las fases del proceso de selección para la división de banca de inversión de J.P. Morgan.

Los procesos de selección en los bancos de inversión (y J.P. Morgan no es una excepción) son altamente competitivos. Por tanto, ante el reto de enfrentarse a un proceso de selección es más que conveniente dedicar un tiempo antes a la preparación del mismo.

Podemos estructurar el proceso de selección de J.P. Morgan en 4 fases diferentes:

Primera fase: En primer lugar hay que completar la aplicación online en la que hay que rellenar diversas pestañas con datos tanto personales como académicos. También hay que adjuntar el Curriculum Vitae (CV), expediente académico y una carta de motivación (cover letter). En esta primera fase lo importante es estar al tanto de los deadlines, es decir, las fechas límite para aplicar dado que varían dependiendo del banco, e incluso dentro de un mismo banco en ocasiones es diferente dependiendo del departamento en el que estés interesado. En banca de inversión las aplicaciones suelen cerrar en diciembre o enero para procesos de selección de prácticas de verano, y en noviembre para procesos full-time(contrataciones a tiempo completo).

Segunda fase: Tras haber completado la aplicación online hay que completar un test numérico que consiste en contestar a 20 preguntas con un tiempo de un minuto por pregunta. Las preguntas, de las que te dejan hacer varios ejemplos antes de comenzar el propio test, es conveniente realizarlas en un ambiente de concentración propicio ya que una vez que el test comienza no se puede parar. Generalmente son preguntas no muy complejas en las que hay que hacer cálculos sencillos de cambios de divisa o simplemente reglas de tres a partir de unas gráficas. La única complicación de estos test reside en el tiempo limitado que tienes para hacerlos. Cabe señalar que estos test son una fase del proceso de selección en casi todos los bancos, hay bancos que examinan otras capacidades con un test verbal o de razonamiento lógico. Asimismo es importante recordar que una gran parte de los bancos repite los test de forma presencial en la primera ronda de entrevistas.

Tercera fase: Una vez completada la aplicación y los test online solo queda esperar a que te llamen a participar en la primera ronda de entrevistas.  Esta consta de un par de entrevistas.

  • En primer lugar una entrevista con preguntas de tu Curriculum, motivacionales (¿Por qué J.P. Morgan? ¿Por qué banca de inversión?), de actualidad económico-financiera e incluso algún Guesstimate o Brain Teaser (suelen ser preguntas en las que no pretenden que sepas la respuesta sino ver tu capacidad de razonamiento hasta llegar a un resultado. Con ir haciendo cálculos de manera razonada y con cifras lógicas no tienen porque ser un problema). En esta primera entrevista preguntan algo de valoración financiera pero no entran en gran profundidad en la materia ya que será el segundo entrevistador el que realice una entrevista de perfil más técnico.
  • La segunda entrevista de la primera fase es completamente técnica. El entrevistador a partir de ejemplos de empresas realesva pidiéndote que vayas realizando una valoración lo más ajustada posiblea la realidad a partir de los métodos de valoración que conozcas (es conveniente llevar bien preparados a las entrevistas fundamentalmente los métodos de DCF y múltiplos). En este caso si que se valoran los conocimientos técnicos del candidato y hasta que punto se ha preparado. Cabe señalar que en algunos casos, los candidatos ni siquiera han estudiado temas de valoración financiera en sus carreras, pues bien, es necesario e importante que en cualquiera de los dos casos el candidato se prepare por su cuenta estos temas que no son de una complejidad excesiva pero si requieren horas depreparación. En ello el candidato se juega gran parte de las posibilidades de pasar a la Ronda Final y obtener una oferta.

Cuarta fase (Ronda Final o Assessment Centre): Finalmente, si has convencido en las fases previas de que estás entre los candidatos idóneos a optar a una posición en la compañía se te convocara a la Ronda Final. A esta Ronda Final suelen llegar unos 10 o 12 seleccionados de toda España. Esta última ronda consta de 5 partes, todas ellas en inglés:

  • Comienza con un caso práctico en el que hay que analizar desde el punto de vista financiero y estratégico la posible adquisición de una empresa. En unos 40 minutos hay que responder a las preguntas planteadas en el caso para las que hay que realizar diferentes valoraciones y análisis. Es importante preparar lo mejor posible este caso dado que sobre éste versarán las dos siguientes partes de la Ronda Final.
  • A continuación tienes que presentar el caso ante un Asociado de J.P. Morgan. Él se hará pasar por un ejecutivo de la empresa a la que tienes que recomendar si la adquisición del caso es conveniente. Él se mete en su papel de cliente y te irá haciendo preguntas sobre cómo has valorado tal activo, o por qué has recomendado la adquisición o la no adquisición, etc. Y el candidato ha de hacer lo propio y meterse en el papel de banquero y contestar a todas las preguntas que tenga el cliente de la forma más honesta, diligente y profesional posible. Este role play tiene una duración de unos 45-60 minutos.
  • Tras este role play, el candidato se enfrentará a una dinámica de grupo en la que el grupo tendrá que llegar en un tiempo determinado (unos 30 minutos) a una determinación consensuada. En el transcurso de las dinámica habrá unos 4 o 5 banqueros de diferente seniority evaluando las discusiones y las ideas propuestas. Hay que destacar que en esta parte del Assessment, tanto el fondo como las formas tienen gran importancia.
  • Finalmente hay dos entrevistas que siguen una sistemática parecida a las de la primera ronda aunque en este caso los entrevistadores son banqueros algo mas senior que suelen valorar más los factores personales y curriculares que las profundidades técnicas. Un buen momento para hablar de experiencias laborales previas, conocimiento del mercado, exposición internacional del candidato (cursos en el extranjero, Intercambios Erasmus…), idiomas… Es probable que también caiga alguna pregunta de valoración pero no será la tónica general ni el centro de estas entrevistas dado que se da por supuesto que la parte técnica ya ha sido suficientemente valorada en fases previas.

Finalmente es importante hacer hincapié en dos factores que no siempre se tratan al hablar de entrevistas y procesos de selección pero que son de vital importancia:

El primero es que casi tan importante como conocer la valoración financiera hasta el último extremo, tener un CV y un expediente brillantísimo y haber sacado un 100% en todos los test, es intentar conectar con los entrevistadores y tener una actitud natural y amable. Recuerda que en el caso de que te fichen y entres a trabajar serán ellos los que se sienten a tu lado y a los que tendrás que pedir ayuda y consejo en multitud de ocasiones. Además es importante señalar que la banca de inversión es una industria en la que se trabaja mucho: en horas e intensidad, por lo que si no aguantas a la persona que tienes al lado el ambiente se hace muy desagradable y el día a día muy complicado.

Y en segundo y último lugar insistir en una idea que ya se puso de relieve anteriormente, la importancia de la preparación de los procesos, no sólo de banca sino de procesos de selección de cualquier tipo. En muchas ocasiones habréis oído o leído lo siguiente: “La búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo”. Son los que comprenden y se aplican esta máxima los que más éxito tienen en la búsqueda de empleo.

Más información| J.P. Morgan Chase

Imagen| The origin of, CNN Expansión

En QAH Procesos de selección|

RELACIONADOS